1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Derechos Humanos

ONU critica la política de Australia hacia inmigrantes que llegan en barco

El trato hacia inmigrantes que llegan en barco ha dañado el historial de derechos humanos del país, dijo un relator especial de la ONU. También expresó preocupación por la creciente xenofobia.

Australien Melbourne Demonstration Flüchtlingspolitik (picture alliance/AA/R. Sakar)

Miles de australianos protestan para exigir que refugiados no sean devueltos a Nauru o Manus (20.03.2016)

La dura política de Australia contra la inmigración ilegal erosiona los derechos humanos de los sin papeles y es contraria a las leyes internacionales, alertó hoy (18.11.2016) Naciones Unidas.

El relator especial de la ONU, Francois Crepeau, recriminó el uso de la marina para rechazar a los barcos cargados con inmigrantes que intentan llegar a las costas australianas y la reclusión en centros de detención de los que lo consiguen para solicitar asilo. Crepeau calificó las leyes que permiten estas políticas como regresivas y advirtió que quedan lejos de los estándares internacionales, al término de una visita de 18 días en Australia y Nauru, país del Pacífico que acoge uno de los centros de detención.

Crepeau elogió a Australia su acogida de 12.000 refugiados sirios y su decisión de aumentar a 18.750 la cuota anual de refugiados que aceptará a partir de 2018, pero cuestionó la dureza contra los que intentan llegar ilegalmente al país.

Muchos de estos inmigrantes han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas, como las minorías rohingya de Birmania, o Bidún, de la región del Golfo.

Detención solo como último recurso

Asimismo, el relator indicó que la detención debe ser proporcional y utilizada como último recurso, y recomendó que se fije un límite de tiempo tras denunciar que encontró a algunos internos que llevan hasta ocho años recluidos. También dijo que Australia es responsable por el trato que reciben los inmigrantes que envía a Nauru, donde organizaciones de defensa de los derechos humanos denuncian como "inhumanas" las precarias condiciones de vida en las que viven los internos.

Australia utiliza desde 2012 estos dos centros para tramitar las solicitudes de asilo de estos inmigrantes a los que, en caso de reconocerles el estatuto de refugiado, reubica en terceros países.

FEW (EFE, AFP, dpa)
 

DW recomienda