1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONG: EE. UU. retuvo a ocho afganos en Guantánamo por "rumores"

La organización independiente Red de Analistas de Afganistán acusó en un informe a EE. UU. de basar en "alegaciones ficticias" los casos de ocho presos afganos del penal de Guantánamo.

Estados Unidos retuvo a ocho prisioneros afganos en Guantánamo en base sólo a "acusaciones vagas" llenas de "crasos errores", según un informe que publicó hoy (03.11.2016) el prestigioso centro de análisis afgano Afghanistan Analysts Network (AAN).

"Leyendo las actas militares estadounidenses y de los tribunales que describen las acusaciones y las pruebas contra estos ocho hombres se entra en un mundo kafkiano de raras y vagas acusaciones, llenas de habladurías, malas traducciones y crasos errores sobre hechos y testimonios obtenidos bajo tortura y coacción", se afirma en el informe de 66 páginas de este think tank.

Arrestos arbitrarios

La organización mantiene que, de hecho, en los primeros meses de la invasión estadounidense, iniciada en 2001 apenas un mes después del 11-S, las tropas de Washington perpetraron una campaña masiva de arrestos arbitrarios "desesperados" al tratar de ubicar al entonces líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

En este contexto, señores de la guerra y líderes de diferente signo que colaboraban con EE. UU. utilizaron su posición para declarar falsamente a sus enemigos como "terroristas" y lograr que fuesen arrestados por las tropas internacionales. Opositores de los talibanes, ancianos con demencia senil, menores e incluso un musulmán chií, minoría perseguida por los movimientos suníes de los talibanes y Al Qaeda, acabaron en el penal de Cuba, según el informe.

Según el informe, el Ejército estadounidense no consiguió proporcionar pruebas concretas que sustenten las acusaciones contra los ochos detenidos en Guantánamo, cinco de los cuales siguen en el centro de detención. "Ninguno de estos ocho afganos fueron capturados en el campo de batalla", dijo Kate Clark, autora del estudio. "Seis de ellos fueron entregados por las fuerzas paquistaníes o afganas y dos de ellos fueron detenidos tras soplos de fuentes desconocidas. Sus detenciones se basan en la información de inteligencia y esa información de inteligencia es penosa", señaló.

La cárcel de Guantánamo fue abierta por el expresidente estadounidense George W. Bush tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra EE. UU. y llegó a albergar a cerca de 800 presos.

FEW (dpa, EFE)
 

DW recomienda