1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

OMC no logra acuerdo sobre futuro de la Ronda de Doha

La Organización Mundial de Comercio, sin embargo, habla de éxito debido a un histórico pacto para acabar con los subsidios de exportación agrícola.

Fracaso por un lado, éxito por otro. La reunión de los más de 160 países miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) realizada en Nairobi, capital de Kenia, terminó este domingo (19.12.2015) sin que se alcanzara un punto en común sobre el futuro de la Ronda de Doha, pero sí con la firma de un histórico acuerdo sobre la eliminación de los subsidios agrícolas, una de las exigencias de los países en desarrollo.

Tras arduas negociaciones, los ministros aprobaron una declaración final que recoge las posiciones encontradas entre los países industrializados y los países en desarrollo sobre la Ronda de Doha, a la que Estados Unidos y la Unión Europea quieren poner punto final. Por ello, abogan por negociaciones sobre nuevos temas relacionados con la globalización. La mayoría de países en vías de desarrollo y grandes países emergentes, como China e India, en cambio, rechazan esto y exigen la continuación de las negociaciones.

La agenda acordada en 2001 en el emirato de Qatar tenía como objetivo la liberalización del comercio mundial acompañada por medidas especiales para apoyar a los países en vías de desarrollo. Según Estados Unidos, la Unión Europea y otros países occidentales, las negociaciones en el marco de la Ronda de Doha no han arrojado resultados palpables en 14 años y por eso abogan por una reorganización de la OMC.

Antes era fracaso, hoy éxito

Sin embargo, la OMC sí puede vanagloriarse de un enorme paso en su reunión de Nairobi, luego de que se alcanzara un acuerdo para que los países desarrollados eliminen los subsidios a la exportación de productos agrícolas, como exigían los países en desarrollo, que no obstante deberán acabar también con estas ayudas a largo plazo. Según el acuerdo adoptado en materia de exportaciones agrícolas, los países en desarrollo deberán eliminar los subsidios en 2018 y tendrán excepciones hasta 2023.

“El acuerdo en temas de agricultura es histórico porque acaba con una de las mayores distorsiones del mercado", destacó el director de la OMC, Roberto Azevêdo, en relación a la declaración aprobada al término de la reunión. “Las negociaciones de la OMC tenían el mal hábito de acabar en fracaso, pero en las dos últimas reuniones ministeriales hemos creado un nuevo hábito: éxito. Hemos conseguido el mejor acuerdo posible”, añadió Azevêdo, evocando también el gran pacto alcanzado en 2013 en Bali.

La concesión de ayudas a la exportación de los productos agrarios de los países desarrollados ha limitado hasta ahora la entrada en sus mercados de bienes de las economías en desarrollo, por lo que la supresión de estas ayudas ha sido una de sus demandas históricas en el seno de la OMC.

DZC (dpa, EFE)


DW recomienda