1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Oltmer: “Necesitamos discutir sobre la violencia”

En entrevista con DW, el experto en temas de migración, Jochen Oltmer, comenta las agresiones sexuales y los robos perpetrados por grandes grupos de hombres aparentemente extranjeros en Colonia durante la Nochevieja.

DW: ¿Cuál fue su reacción cuando se enteró de las agresiones de las que fueron objeto numerosas mujeres en Colonia durante la Nochevieja?

Oltmer: No había oído hablar de incidentes parecidos en los últimos años. Me llama la atención que en los informes se diga que las agresiones empezaron en la víspera del Año Nuevo. Una gran cantidad de policías estaban apostados en el lugar en el último día de 2015 y aún así no se pudo comprobar nada. Primero llegaron las denuncias y luego se pidió actuar de manera concreta.

Muchos de los detenidos sólo pudieron identificarse con un salvoconducto de estadía temporal; lo cual significa que han estado durante más de un año en Alemania. Tenemos el fenómeno del “salvoconducto en cadena”, pero, en principio, un salvoconducto tiene solamente validez por un año. El salvoconducto es para personas que tienen un trámite de asilo en proceso, pero que no son reconocidos como refugiados.

Aunque los videos y otros indicios todavía están siendo analizadas, está claro que los incidentes en Colonia son una bomba política y social; basta con leer los comentarios en internet para darse cuenta de ello. ¿Cómo cree usted que se debe actuar?

Jochen Oltmer, experto en temas de migración, es profesor de la Universidad de Osnabrück.

Jochen Oltmer, experto en temas de migración, es profesor de la Universidad de Osnabrück.

Ahora se tienen que esclarecer los hechos. Hay material suficiente en fotos y videos que hasta ahora no ha sido analizado. La evaluación de este material proporcionará más datos concretos. Es posible que se sumen más denuncias por acoso sexual a las 90 anteriores. Aquí entra en juego explícitamente el trabajo de la Fiscalía. También se tiene que verificar si los ataques en la víspera de año nuevo en Colonia fueron planeados con anticipación o si fueron espontáneos. Y finalmente se debe aclarar si el acoso sexual de las mujeres fue cometido exclusivamente por hombres jóvenes y completamente en estado de ebriedad. Todo indica que no se trataría de un hecho planificado con anticipación.

¿Cree que necesitamos dar un ejemplo en Colonia con el mensaje: “Esto es algo que no toleramos en Alemania”?

Yo sería muy cuidadoso. Hasta ahora, los resultados de la investigación son mínimos. Claramente, existen las normas legales pertinentes que, por ejemplo, pueden dar lugar a expulsiones del país. Esto puede sonar muy dramático, pero estamos en un Estado de derecho.

Si los indicios se convierten en pruebas y la mayoría de los autores son identificados como refugiados o solicitantes de asilo, no podrían ser deportados, según la ley alemana. La deportación sólo es efectiva en casos de delitos como el asesinato. ¿Se le puede pedir a la sociedad alemana que acepte esta clasificación de los delitos y sus penas?

El problema radica en diferentes niveles. Primero, los solicitantes rechazados serán deportados en su mayoría. La tendencia a hacer nuevamente más hincapié en las deportaciones ha aumentado considerablemente en los últimos meses. En segundo lugar, estamos ante una situación difícil para llevar a cabo las deportaciones. El poseer un salvoconducto refiere también que se desconoce en gran parte la procedencia de las personas. Exigir la deportación es siempre fácil, pero hacerlas cumplir es difícil. Además, se trata de procesos largos con obstáculos constitucionales que impiden deportaciones rápidas. El proceso puede tomar muchos meses e incluso años hasta que pueda ser implementado.

En Rotherhan, una ciudad al norte de Inglaterra, se dio el caso de ciudadanos paquistaníes que obligaron durante muchos años a niñas menores de edad a ejercer la prostitución. Como sabemos ahora, las autoridades estaban enteradas, pero no hicieron nada. Ellos no querían ser tildados de xenófobos. ¿Cree usted que también las autoridades alemanas hayan mirado hacia el otro lado para evitar ser tachadas de xenófobas en lugar de enfrentar el tema de la delincuencia perpetrada por migrantes?

Al menos queda claro que necesitamos discutir sobre la violencia y la criminalidad de los jóvenes migrantes. Creo que no hemos tenido verdaderamente un debate informado en este contexto en los últimos años. Por ejemplo, el área de trabajo social juvenil se ha reducido considerablemente en los últimos años, particularmente en el trabajo social para hombres jóvenes e inmigrantes masculinos en general. Este tema debería será tratado con intensidad. En realidad, no hemos sostenido ninguna discusión minuciosa en el ámbito político, social y académico sobre el tema en los últimos años.

Jochen Oltmer es experto en temas de migración y profesor de la Universidad de Osnabrück.

DW recomienda