Olimpiadas internacionales de alemán | Estudiar en Alemania | DW | 04.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Estudiar en Alemania

Olimpiadas internacionales de alemán

El conocimiento lingüístico sustituye al salto de altura y a las carreras de velocidad en este campeonato. Cien jóvenes de 50 países compiten en estos Juegos Olímpicos de Alemán que se celebran en Frankfurt.

Vienen desde Brasil, Canadá, India o Georgia. Tienen entre 14 y 19 años y una cosa en común: pertenecen al grupo de los mejores estudiantes de alemán de sus países. Su excelente conocimiento del idioma les ha valido, entre 12,8 millones de estudiantes, un billete a Frankfurt, donde se celebran los Juegos Olímpicos Internacionales del Idioma Alemán.

Para la mayoría, es la primera vez que visitan el país de la lengua que están aprendiendo. "Esto nos da una nueva perspectiva”, apunta Tatiana lleana Surdu, que se ha clasificado este año para la final desde Rumania. "Estoy motivada, en forma y con ganas de afrontar los desafíos que nos esperan", añade.

Los conocimientos gramaticales no lo son todo en esta competencia.

Los conocimientos gramaticales no lo son todo en esta competencia.

Más que simples ejercicios de gramática

Entre el 3 y el 16 de agosto, la estudiante – igual que el resto de finalistas- tendrá que demostrar sus conocimientos de la lengua alemana en varias disciplinas. Nada de ejercicios gramaticales simples: Los estudiantes deben crear un periódico mural, presentar un trabajo de grupo y resolver en equipos internacionales las cuestiones de un concurso.

Pero no se trata sólo de tener unas buenas habilidades lingüísticas, resalta Bernd Schneider, director de las Olimpiadas internacionales de alemán: "Para nosotros, la cooperación internacional es muy importante. ¿Dónde se puede tener la oportunidad de interactuar con gente de tantas nacionalidades? De esta manera, los jóvenes pueden incrementar la tolerancia hacia otras culturas y aprender a entenderlas mejor”. De hecho, en la evaluación para determinar quien es el ganador, también se tendrá en cuenta las competencias interculturales y la capacidad de trabajar en equipo.

Los comienzos

La Asociación Internacional de Profesores de Alemán y el Instituto Goethe pusieron en marcha la Olimpiada Internacional de Alemán en 2008. Y, según cuenta Schneider, la denominación de la misma proviene de los países del antiguo bloque del Este: "Allí, los estudiantes medían en Olimpiadas sus conocimientos en matemáticas, física o ajedrez. Y también en lenguas extranjeras".

En el año 2000, tuvo lugar la primera Olimpiada de alemán en Croacia. Sin embargo, desde 2008, tiene su sede en Alemania. Desde entonces, Dresden, Hamburgo y Frankfurt son las ciudades que han acogido esta competición, que se celebra cada dos años. Frankfurt vuelve a ser este año sede de estos juegos, ya que, por sus características, es uno de los lugares más adecuados para celebrar un encuentro internacional: Al fin y al cabo, esa ciudad tiene el porcentaje de ciudadanos de origen extranjero más alto de Alemania.

Participantes en las Olimpiadas del Idioma Alemán 2012.

Participantes en las Olimpiadas del Idioma Alemán 2012.

Ganar no lo es todo

Por primera vez, los tres primeros clasificados no sólo ganarán un curso de idiomas en Alemania, también unas prácticas en empresas germanas. Sin embargo, en los últimos años ha quedado claro que la victoria no lo es todo: "La simple participación es muy divertida", afirma Yaver, de Azerbaiyán, que tomó parte en el concurso en 2012. Las sensaciones que viven por primera vez, las visitas a teatros y museos, las costumbres desconocidas de los anfitriones alemanes (que es importante entender)… Ante esto, no es de extrañar que la ambición olímpica no sea lo primero para estos jóvenes.

Aumento de la demanda

Los olímpicos no están solos, ya que están acompañados por los profesores de alemán en su país de origen. Los que les han formado para que ellos puedan estar hoy en Frankfurt. Schneider comenta que el Instituto Goethe no puede quejarse respecto a una falta de interés por el alemán. Más bien todo lo contrario. Tradicionalmente, el alemán se ha estudiado, sobre todo, en países de Europa del Este. Polonia es el país con más estudiantes de alemán, con unos 2,2 millones. Pero la demanda está en auge en la India, Turquía e, incluso, en Vietnam.

Para Bernd Schneider, estos juegos son una inversión de futuro: "Construimos puentes a través de las fronteras y, al mismo tiempo, promovemos la educación y el trabajo en Alemania". Quizás, alguno de estos estudiantes trabaje algún día en una empresa alemana, pero ahora es el momento de las Olimpiadas de alemán. Fiel al lema: lo importante es participar.

DW recomienda