1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Oleada de inmigrantes en Sicilia: llegan 1.100 en dos días

Buenas condiciones del clima y la crisis en el norte de África explican el fenómeno. Botes atestados de personas llegan a punto de hundirse al sur de Italia.

Desde Eritrea, Pakistán y Siria, a bordo de débiles embarcaciones con las que cruzan el Mediterráneo en una travesía que suele comenzar en Libia o Túnez. Buscan una mejor vida y por ello arriesgan todo. La historia se repitió estos lunes y martes (20.08.2013), cuando 1.100 personas llegaron a distintos puntos de Italia, en una oleada como hace mucho tiempo no se veía en el sur de Europa.

Al menos cuatro embarcaciones transportaron a los inmigrantes, que fueron rescatados por los guardacostas italianos. En el primer caso, una nave con 336 personas a bordo llegó hasta Porto Empedioble, en Sicilia, donde fueron escoltados a tierra por los agentes. Una vez allí, la mayoría de los pasajeros escapó de la policía. Los inmigrantes dijeron provenir de Eritrea.

En un dramático video filmado por los guardias costeros se ve a mujeres y niños siendo rescatados de una embarcación increíblemente sobrecargada, que correspondería al segundo bote que llegó a costas europeas, con 233 personas a bordo. Éste fue derivado a Lampedusa, mientras que una tercera embarcación llegó cerca de Siracusa, con personas de Pakistán y Siria.

Quieren agua y bienvenida

“Quiero ser una persona como cualquiera. En Siria todo está destruido”, dijo uno de los rescatados al canal de noticias SkyTG24. Otro aseguró que el viaje “duró 10 días y estábamos ya sin agua para beber”. El oficial costero Luca Sanciglio dijo que “tenemos el deber de rescatar las 24 horas del día y eso incluye a los inmigrantes, quienes tras tantos días y noches de sufrimiento, solo quieren agua y alguien que les dé la bienvenida”.

Cerca de 350 personas, la mayoría de Egipto y Siria, llegaron la mañana del martes a Sicilia en cuatro embarcaciones más. Las condiciones climáticas favorables y el incremento de las tensiones políticas en el norte de África han llevado a un incremento en el número de inmigrantes en las últimas semanas.

Cada verano se repite la escena, cuando los inmigrantes aprovechan que la calma permite un viaje relativamente menos inseguro entre África y el sur de Europa. El flujo de botes con migrantes se ha mantenido, en todo caso, en el mismo nivel que en los dos años anteriores. Entre el 1 de julio y el 10 de agosto, casi 9.000 personas llegaron a Italia en bote, aseguró el Ministerio de Interior de ese país la semana pasada. En los últimos doce meses, la cifra asciende a 24.000 personas.

DZC (AFP, Reuters)