1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Ola de refugiados desafía sistema de acogida sueco

La llegada masiva de refugiados en los últimos años ha puesto a prueba el sistema de acogida de Suecia, el país que más solicitantes de asilo per cápita recibió en 2014.

Entre 2012 y 2014 Suecia acogió a 179.447 peticionarios de asilo, más que en los seis años anteriores, y para 2015 los pronósticos hablan de 80.000, sobre todo por la guerra en Siria. Es el único país de la UE que da permiso permanente a refugiados sirios y, tras Alemania, su principal destino, aunque los flujos se han desacelerado.

"Lo que vemos ahora es que ha habido un aumento continuo de solicitantes de asilo en los últimos tres años, y esperamos que mucha gente siga viniendo a Suecia en busca de protección", explica a Efe Johanna Måhlén, de la Dirección General de Migraciones, que prevé que las altas cifras se mantengan al menos hasta 2017.

Viviendas para asilados: un negocio floreciente

Encontrar vivienda para los refugiados es el reto principal de este organismo, que ha recurrido a alternativas al sistema habitual de pisos alquilados ante la imposibilidad de cubrir la demanda.

La agencia estatal contrata en su lugar a empresas que los alojan en grandes instalaciones, como hoteles, residencias o campamentos, en los que vive ya casi el 25 por ciento de los refugiados, explica Måhlén.

El Gobierno incluso estudia el uso de casas prefabricadas móviles para albergar a quienes lleguen, una solución que ha originado críticas tanto por su alto coste como por las condiciones de vida que ofrecerían.

La oleada de refugiados ha convertido así las viviendas para asilados en un negocio floreciente, del que la principal beneficiada ha sido Jokarjo, la empresa de Bert Karlsson, quien dos décadas atrás fue diputado de la extinta formación de ultraderecha Nueva Democracia. (efe)