1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ola de calor en Pakistán deja más de 200 muertos

Hasta 45 grados ha llegado la temperatura en algunas ciudades como Karachi, uno de los principales centros financieros del país.

Los infames “golpes de calor” y la deshidratación figuran como las principales causas de muerte de las más de 200 personas que han fallecido en Pakistán como consecuencia de una ola de calor que, desde el sábado 20 de junio, afecta a diversas regiones del país. Según informaciones de las autoridades, la ciudad más perjudicada con las temperaturas de hasta 45 grados ha sido Karachi, donde se ha registrado más de la mitad de las víctimas.

En Karachi, capital provincial y uno de los principales centros económicos del país, se registró un elevado número de fallecidos, principalmente personas mayores de 60 años. “Ayer contamos 85 muertos y hoy otros 50”, dijo este lunes (22.06.2015) el director adjunto del Centro de Posgraduado Médico Jinnah, Seemin Jamali. En el Hospital Civil de Karachi el número de muertos ascendió a 37 solo en esta jornada, dijo el superintendente del centro médico, Saeed Qureshi.

Por su parte, el Hospital Abbasi Shaheed de la ciudad registró 30 fallecidos el domingo y 14 este lunes, indicó el superintendente del centro, Imran Samdani. En el resto de la provincia murieron 8 personas, afirmó el secretario de Salud del Gobierno regional de Sindh, Saeed Mangnejo, mientras que en la oriental provincia de Punyab perdieron la vida más de diez personas. Los encargados de Salud estiman, sin embargo, que es altamente probable que las cifras de víctimas fatales aumenten en las próximas horas.

Gobierno toma medidas

Ante la situación, el gobierno ha puesto en estado de emergencia a todos los hospitales de Karachi y ha cancelado las vacaciones del personal médico, para hacer frente a la enorme cantidad de pacientes que están colapsando los centros asistenciales, donde hay cientos de personas hospitalizadas, incluidos muchos niños. La situación podría complicarse, pues está previsto que la ola de calor continúe al menos por dos días más, y recién entonces se espera la llegada de lluvias que podrían bajar las temperaturas.

La Comisión de Derechos Humanos de Pakistán expresó en un comunicado su alarma por el alto número de muertos a causa de la ola de calor y pidió la urgente intervención de las autoridades para prevenir más fallecimientos. Las olas de calor son frecuentes en el subcontinente indio en los meses de mayo y junio, que preceden a la llegada de las lluvias del monzón. A finales de mayo una ola de calor causó la muerte de unas 2.000 personas en el sureste de la vecina India.

DZC (dpa, EFE)