1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ola de atentados sangrientos en Nigeria

Terroristas suicidas y bombas llevaron la destrucción a diversas localidades del norte del país, poco después de que el presidente dijera que la guerra contra Boko Haram estaba ganada.

Una sucesión de atentados suicidas y bombazos en distintas ciudades del norte de Nigeria dejaron al menos 48 personas muertas este lunes (28.12.2015), según información proporcionada por funcionarios y residentes. Los ataques se produjeron un día después de que el Ejército se enfrentara con milicianos del grupo islamista radical Boko Haram al oeste de Maiduguri, capital de Borno y bastión de la insurgencia.

Si bien nadie se ha atribuido los atentados, las autoridades dan por sentado que son obra de Boko Haram, por la forma en que fueron perpetrados estos. La primera explosión ocurrió en una mezquita en un suburbio de Maiduguri. En esta acción perdieron la vida unas 20 personas y 91 resultaron heridas, según un reporte de Mohammed Kanar, funcionario de la agencia nacional de asistencia NEMA.

Musa Abdukadir, un residente, dijo que contó más de 50 cuerpos en el hospital tras la explosión. Los médicos le informaron que fueron trasladados más cadáveres a otros dos hospitales. El recuento incluyó a las víctimas de los combates del domingo. Otro residente, Ibrahim Goni, comentó: “ayer (domingo) huimos todos, porque nuestras casas estaban en llamas. Regresamos esta mañana y, mientras contábamos a la gente que murió calcinada en las casas, explotó otra bomba”.

Nigeria “ganó la guerra”

En Madagali, en el estado de Adamawa, al sur de Borno, dos mujeres perpetraron un atentado suicida en un abarrotado mercado de carne y pescado, cerca de una estación de buses, causando muchas muertes, según Victor Ezegwu, un comandante del Ejército. Al menos 30 personas resultaron heridas. Si bien Ezegwo no ofreció una cifra detallada de víctimas fatales, Dauda John, un residente, aseguró que ayudó a los agentes de seguridad a cargar 28 cadáveres en dos camiones.

“Dos chicas adolescentes detonaron sus explosivos en un breve intervalo”, informó un testigo. Otra persona presente en el lugar elevó la cifra de víctimas fatales a 36. “Mi marido ayudó en las primeras operaciones de rescate, antes de que llegasen los soldados (...). Contó 36 cuerpos de hombres y mujeres”, explicó. El diario Premium Times situó la cifra de fallecidos en 30.

Otras siete personas perdieron la vida en atentados en la ciudad de Maiduguri, donde el domingo murieron cerca de 20 personas en un ataque suicida. Hace tan sólo unos días el presidente del país, Muhammadu Buhari, afirmó que Nigeria “ganó técnicamente” la guerra contra Boko Haram, que ha asesinado a miles de personas en el norte del país.

DZC (Reuters, dpa, EFE)


DW recomienda