1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Oficina Internacional de Migraciones: "Cuanto más dure la crisis migratoria, más empeorará"

Miles de emigrantes bengalíes y rohingya procedentes de Myanmar permanecen en el mar al negarles las autoridades el desembarco. Desde la IOM, Jeffrey Labovitz insta a estas a centrarse primero en salvar sus vidas.

La situación empeora para miles de emigrantes abandonados en el mar entre Tailandia, Malasia e Indonesia. Las autoridades parecen decididas a mandar de vuelta los barcos a pesar de los llamamientos internacionales. Myanmar reconoce el "problema", pero niega ser la única culpable. Jeffrey Labovitz, Jefe de Misión de la Oficina Internacional de Migraciones en Tailandia, habla en entrevista con DW sobre la situación de estos emigrantes.

Deutsche Welle: ¿Cuántas personas cree que están todavía en el mar?
Jeffrey Labovitz:Estimamos que unas 3.100 personas han sido ya rescatadas, pero es difícil determinar cuántas hay todavía en el mar. Teniendo en cuenta que la estimación inicial era que habían partido 8.000 personas, deberían quedar unas 5.000 a la deriva. Más allá de la cifra exacta, todavía hay mucha de gente ahí fuera que necesita ayuda.

Thailand Jeffrey Labovitz Migrationsexperte bei IOM

Jeffrey Labovitz calcula que quedan unas cinco mil personas atrapadas en el mar.

¿En qué condiciones se encuentran estas personas?
Los rescatados del último barco por las autoridades indonesias el viernes contaron que había habido peleas por la comida que acabaron con gente arrojada al mar. No sabemos cuántos. Los contrabandistas utilizan parcos de pesca en cuyas bodegas se agolpan los emigrantes sin moverse.

Les limitan la comida y el acceso a los servicios. Hay desidratación y un 1,8% sufre de beriberi por falta de vitaminas. En los peores casos, no pueden caminar. Parecen esqueletos vivientes. El 40% está desnutrido y algunos padecen desnutrición severa. Son todavía más vulnerables a cualquier problema de salud. Cuanto más dure su terrible situación, más empeorará.

¿No han ofrecido ninguna ayuda las autoridades Sudeste Asiático?
Tenemos constancia de un barco que ha recibido asistencia. Un helicóptero de la Armada tailandesa les tiró provisiones. También entendemos que había una oferta para desembarcar, pero, por desgracia, no se materializó. Esperamos, sin embargo, que lo haga lo antes posible.

Bildergalerie - Thailand schleppt Flüchtlingsschiff auf das offene Meer zurück

Algunos rescatados cuentan que eran golpeados si se movían, afirma Labovitz.

¿Qué deberían hacer estos gobiernos y la comunidad internacional?
Las personas atrapadas en el mar representan un número relativamente pequeño. Deben unirse a las tareas de búsqueda y de rescate y facilitar planes de desembarco. También hacen falta medidas para acoger a estas personas, instalaciones adecuadas... Pero, primero, tenemos que salvar sus vidas.

Tailandia ha anunciado una cumbre regional sobre la crisis para el 29 de mayo. Pero Myanmar, que niega la ciudadanía a la minoría musulmana rohingya, no acudirá. ¿Es suficiente?
Parece haber gran confusión en torno a esa reunión. En realidad está más centrada en las redes de contrabando, cómo actúan y cómo frenarlas. La intención no es tomar una decisión sobre si se debe rescatar a las personas atrapadas en el mar o no. Creo que eso ya lo están hablando los gobiernos directamente afectados. Malasia dijo que su ministro de Exteriores se reunirá con sus homólogos tailandeses e indonesios en Kuala Lumpur el miércoles para discutir maneras de abordar el contrabando de personas.


Jeffrey Labovitz es Jefe de Misión en Tailandia de la Oficina Internacional de Migraciones (OIM).