1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Oficiales señalan al fabricante alemán H&K por la venta ilegal de armas a México

Hace cinco años el crítico antiarmamentista Jürgen Grässlin interpuso una demanda contra el fabricante alemán Heckler & Koch. La fiscalía encargada del caso afirma que habrá una decisión en los próximos meses.

El fusil de asalto G-36, uno de los más letales

El fusil de asalto G-36, uno de los más letales.

El fabricante alemán de armamento Heckler & Koch (H&K) envio miles de fusiles de asalto de manera ilegal a México, según un informe realizado por las autoridades aduaneras de la ciudad de Colonia, filtrado a medios alemanes. Los agentes de aduanas afirman en él que los directivos de la empresa "provocaron, promovieron o al menos autorizaron" las exportaciones ilegales, señalan tanto el Süddeutsche Zeitung, como las emisoras públicas Norddeutsche Rundfunk (NDR) y Westdeutsche Rundfunk (WDR).

El reporte señala a cinco ex directivos y empleados de Heckler & Koch como presuntos responsables y sugiere una multa a la empresa de 3 millones de euros por cifrar en ese monto el beneficio obtenido de la venta ilegal de armas.

Entre 2003 y 2011 Heckler & Koch vendió 9.472 fusiles de tipo G-36 a México. Se cree que 4.767 llegaron a los Estados de Jalisco, Guerrero, Chiapas y Chihuahua sin autorización oficial. Las autoridades alemanas condicionaron el permiso de exportación de armas a que no llegaran a estas regiones por considerarlas 'convulsas'.

La policía comunitaria de Tixtla, Guerraro, muestra en enero de 2015 un fusil Heckler & Koch, decomisado a la policía estatal.

La policía comunitaria de Tixtla, Guerraro, muestra en enero de 2015 un fusil Heckler & Koch, decomisado a la policía estatal.

Próximo pronunciamiento judicial

Claudia Krauth, portavoz de la fiscalía de Stuttgart, encargada de las investigaciones, confirmó a DW que tienen el informe desde septiembre de 2014 y aseguró que se tomará una decisión en los próximos meses.

"Tras recibir el informe tuvimos que dar acceso a los abogados de los acusados a las actas, para que entreguen una postura legal que tiene que ser evaluada". La portavoz explicó que las investigaciones duran en promedio tres años. "En este caso ha demorado cinco porque ha sido necesario investigar en el extranjero, lo que se ha traducido en un proceso largo y complejo".

El crítico anti armamentista Jürgen Grässlin interpuso una demanda legal contra el fabricante en 2010 basándose en el testimonio de un exempleado de la empresa que fue enviado a México junto con otros dos empleados y participó en la capacitación de policías en los Estados de Guerrero y Jalisco. El informante de Grässlin renunció por motivos de conciencia y permanece en el anonimato.

Jürgen Grässlin, galardonado con el premio de la Paz de Aquisgrán, escribió el libro negro del comercio de armas.

Jürgen Grässlin, galardonado con el premio de la Paz de Aquisgrán, escribió el "libro negro del comercio de armas".

Testimonio de un ex empleado

"Estas armas fueron enviadas a la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), que a su vez las distribuyó en esos cuatro Estados adonde se había prohibido su suministro. Este empleado me detalló lo ocurrido, estuvo varias veces en México y fue el encargado de entregar los suministros de armamento", explica Grässlin en conversación con DW. Según él, también participó una cuarta persona, un representante en México de Heckler & Koch, y añade que las leyes alemanas prevén penas de cárcel de entre 2 y 5 años para este tipo de casos.

"No se trata de exportación de juguetes o de fruta, sino que hablamos de armas de guerra. Lo más letal que puede producirse en este mundo. Armas que fueron enviadas a una región en donde son utilizadas contra la población", advierte Grässlin. El activista insiste en que Alemania debería dejar de exportar armas a México y decomisar los suministros enviados hasta ahora por Heckler & Koch.

DW recomienda