OEA aprueba resolución de coordinación hemisférica contra las drogas | América Latina | DW | 20.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

OEA aprueba resolución de coordinación hemisférica contra las drogas

La 46 Asamblea General extraordinaria de la OEA aprobó una resolución para la "coordinación hemisférica" contra las drogas. Esta contiene la posición común del hemisferio respecto a políticas de drogas más eficaces.

"De cara a la Asamblea Especial de las Naciones Unidas en 2016, la resolución adoptada constituye un insumo valioso para el presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas y el proceso preparatorio de dicha asamblea, ya que contiene la posición común del hemisferio en torno a políticas de drogas más eficaces", dijo el presidente de la ronda, el canciller guatemalteco Carlos Morales.

El documento, aprobado el viernes (19.09.2014) por aclamación por los 32 países que participaron, destaca "la importancia de la cooperación hemisférica e internacional para conjuntamente hacer frente al problema mundial de las drogas, promoviendo y fortaleciendo políticas integrales y, cuando corresponda, la modernización y profesionalización de las instituciones de gobierno".

También define que los Estados consideren "revisar periódicamente las políticas sobre drogas adoptadas, con el objeto de que éstas sean integrales y centradas en el bienestar de la persona para hacer frente a sus retos nacionales y evaluar su impacto y efectividad".

Dos posturas extremas

Además, propone desarrollar respuestas a los nuevos retos del problema mundial de las drogas "que prevengan los costos sociales o contribuyan a su reducción, y cuando corresponda, revisar el abordaje de enfoques tradicionales y considerar el desarrollo de nuevos enfoques, basados ambos en evidencia y conocimiento científico".

Durante la cita en la capital guatemalteca, Estados Unidos se pronunció por "soluciones pragmáticas y serias", en tanto que México hizo énfasis en la necesidad de un amplio debate y subrayó los costos sociales que el narcotráfico trae a los países de la región.

"Tenemos un buen debate en medio de las dos posturas extremas, buscamos soluciones pragmáticas y serias", dijo el secretario adjunto para la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, William Brownfield, quien encabeza la delegación de Estados Unidos en el foro.

Brownfield, quien se entrevistó con el presidente guatemalteco, Otto Pérez, en el hotel donde se realiza la asamblea, valoró el debate que el tema genera en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA) y señaló que se buscan soluciones científicas basadas en la salud pública.

Consumo de drogas ha aumentado

De acuerdo con una declaración oficial, Estados Unidos "desea comprometerse en este aspecto para mejorar la salud, la seguridad, y el bienestar de todos los ciudadanos de las Américas". En tanto, en su intervención en la plenaria de la OEA, el secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade, señaló la necesidad de una acción conjunta contra el problema e hizo énfasis en los "dolorosos" costos sociales causados por el flagelo.

"Los retos globales deben enfrentarse siempre de manera conjunta. Los fenómenos de violencia relacionados con la producción, el tráfico y el consumo de drogas han dejado una huella profunda y dolorosa en nuestro continente", expuso.

"Nadie puede reclamarle a nuestra región y a México en particular que no haya hecho lo suficiente, asumiendo enormes costos sociales y económicos, agregó. Pese a ello, señaló que el consumo de drogas ha aumentado en términos absolutos y se ha mantenido en términos per cápita.

Atención a víctimas

Además, hizo ver que los vínculos del narcotráfico con delitos como el tráfico de personas y armas y con el lavado de dinero, han multiplicado los efectos negativos del problema mundial de las drogas.

"Es necesario articular políticas integrales que den la mejor atención a las víctimas de la violencia y mejoren la lucha contra la delincuencia y la inseguridad", agregó.

La asamblea, de un día, fue instalada en Ciudad de Guatemala con sendas intervenciones del anfitrión, el presidente Pérez, y del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. Insulza subrayó la capacidad del organismo hemisférico para encontrar puntos de convergencia a fin de que el continente se pronuncie al unísono para modificar la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes.

VC (dpa, efe)