OEA aprueba declaración conciliadora sobre Venezuela | América Latina | DW | 02.06.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

OEA aprueba declaración conciliadora sobre Venezuela

La Organización de Estados Americanos rechaza así el planteamiento de su secretario general, Luis Almagro, de activar la Carta Democrática, y ni siquiera concede la palabra a su representante al final la reunión.

De apenas trescientas palabras consta la declaración con la que se intenta aplacar el terremoto diplomático iniciado con el informe de Luis Almagro. El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) la aprobó este miércoles (01.06.2016) tras diez horas de debate y por consenso de los 34 países miembros. La declaración hace un ofrecimiento a Venezuela “a fin de identificar, de común acuerdo, algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones a su situación mediante un diálogo abierto e incluyente” entre los actores políticos y sociales del país “para preservar la paz y la seguridad en Venezuela con pleno respeto a su soberanía”.

El texto, propuesto por Argentina y aprobado con ligeras modificaciones por Venezuela, supone una vía conciliadora alternativa al proceso de aplicación de la Carta Democrática activado ayer por Luis Almagro, secretario general de la OEA, lo que hubiera podido suponer la expulsión del país de la organización. Almagro no asistió a la reunión para dejar claro que esta iniciativa es diferente de la suya y en su lugar acudió su jefe de gabinete, Gonzalo Koncke, a quien el presidente del Consejo Permanente, el embajador argentino Juan José Arcuri, negó la palabra al término de la reunión, una situación que los más veteranos de la OEA consideran insólita y que Koncke vivió con "desconcierto".

La declaración también ofrece, como destaca la OEA, su respaldo a la iniciativa de los expresidentes de España, República Dominicana, y Panamá de reabrir un diálogo efectivo entre el Gobierno y la Oposición, “con el fin de encontrar alternativas para favorecer la estabilidad política, el desarrollo social y la recuperación económica” del país; el respaldo del Consejo “a las diferentes iniciativas de diálogo nacional que conduzcan con apego a la constitución y pleno respeto de los derechos humanos de manera oportuna, pronta y efectiva a la solución de las diferencias y la consolidación de la democrática representativa”; y su apoyo “a todos los esfuerzos de entendimiento, diálogo ya los procedimientos constitucionales”.

Paraguay, el único Estado que apoya abiertamente a Almagro en el proceso de la Carta Democrática aunque no quiso bloquear el acuerdo, no fue el único que consideró que el texto aprobado se queda corto, también lo hicieron, con diferente contundencia, Canadá, Colombia, Estados Unidos y, paradójicamente, hasta la propia Argentina.

LGC (EFE / OAS)

DW recomienda

Enlaces externos