OCDE publica estudio de rendimiento escolar | El Mundo | DW | 10.02.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

OCDE publica estudio de rendimiento escolar

Perú, Colombia, Brasil y Argentina están entre los diez países con mayores índices de bajo rendimiento escolar, según el informe más reciente de la OCDE. Alemania logró reducir las deficiencias registradas en 2001.

Cuatro países sudamericanos –Perú, Colombia, Brasil y Argentina– están entre los diez países con mayores índices de bajo rendimiento escolar en matemáticas, lectura y ciencia, según un estudio realizado en 64 Estados y publicado este miércoles (10.2.2016) por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Los ocho países latinoamericanos que participaron en el informe PISA 2012 –en el que se basa el informe más reciente–, están muy por encima de la media de la OCDE en porcentaje de alumnos con bajo rendimiento escolar en las tres áreas analizadas.

Perú es el país con mayor porcentaje de estudiantes de 15 años que no alcanzan el nivel básico establecido por la OCDE tanto en lectura (60 por ciento) como en ciencia (68,5 por ciento), y el segundo en matemáticas (74,6 por ciento), solo por detrás de Indonesia. Chile, Costa Rica y México son los Estados de la región que tienen menos alumnos con bajo rendimiento escolar, pero están entre las veinte con más estudiantes que no alcanzan el nivel mínimo que la OCDE considera exigible a cualquier adolescente de 15 años en este siglo. España está justo por debajo de la media de la OCDE en alumnos con bajo rendimiento en ciencia (15,7 por ciento).

Pero España está por encima de la media de la OCDE en alumnos con bajo rendimiento en lectura (18,3 por ciento) y matemáticas (23,6 por ciento). Shangai (China), Singapur, Hong Kong (China), Corea del Sur, Vietnam, Finlandia, Japón, Macao (China), Canadá y Polonia ostentan los mejores resultados en las tres áreas estudiadas, con menos o alrededor de un 10 por ciento de alumnos sin el nivel mínimo. Analizando la media de los 34 países que conforman la OCDE, el estudio concluye que alrededor de un 28 por ciento de los estudiantes de 15
años termina la educación obligatoria sin el nivel mínimo en al menos una de esas tres materias.

Alemania logró reducir el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento entre 2003 y 2012.

Alemania logró reducir el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento entre 2003 y 2012.



Casi cuatro millones de alumnos de 15 años de naciones de la OCDE tienen bajo rendimiento en matemáticas y casi tres millones en ciencia y lectura. La proporción es mayor si se estudian los 64 países que participaron en el informe PISA 2012, que en términos absolutos suman 13 millones de alumnos de 15 años con bajo rendimiento en al menos una de las tres áreas. En esas 64 naciones, 11,5 millones de estudiantes no tienen el nivel mínimo en matemáticas, 9 millones en ciencia y 8,5 millones en lectura. El estudio sostiene que los resultados educativos dependen de muchos más factores que simplemente la renta per cápita de un país.

Todos los países pueden mejorar el rendimiento de sus alumnos si implementan las políticas adecuadas. Así, países tan diversos económica y socialmente como Brasil, México, Túnez, Turquía, Italia, Polonia, Portugal, Rusia y Alemania lograron reducir el porcentaje de estudiantes con bajo rendimiento entre 2003 y 2012. Algunas de las recomendaciones de la OCDE para lograr ese objetivo son los programas especiales para niños con bajo rendimiento, para hijos de inmigrantes, para entornos rurales y para los alumnos que proceden de hogares donde no se habla la lengua en la que reciben su educación.

“La inmigración no juega un papel tan fuerte como esperaríamos; pero hay aspectos asociados a ella que representan factores de riesgo”, explicó en una conferencia telefónica Andreas Schleicher, director de Educación y Aptitudes de la organización. Los estudiantes tienen más probabilidades de mostrar bajo rendimiento si proceden de una familia de bajos recursos, si son hijos de inmigrantes y están expuestos a diversas formas de exclusión social y económica, si solo tienen un progenitor y si asisten a una escuela rural. “El peso de estos elementos varía de país a país”, comentó Schleicher.

ERC ( EFE / dpa )

DW recomienda