1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

OCDE: “Alemania no puede dormirse en sus laureles”

También Alemania tendrá que aplicar reformas si quiere mantener la solidez actual de su economía, advirtió este 14 de febrero en Berlín la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

default

José Angel Gurría, secretario general de OCDE, presenta en Berlín el Informe Económico para Alemania 2012.

Alemania, la primera economía europea sorteó la crisis y registró notables tasas de crecimiento en los últimos años, pero no puede "dormirse en los laureles", recomendó en Berlín el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.

El economista mexicano apuntó al envejecimiento de la población y el enfriamiento del comercio mundial como principales riesgos para la coyuntura alemana. A mediano y largo plazo, el éxito alemán dependerá de que el país logre aumentar la ocupación de mujeres y personas mayores, avanzar hacia un crecimiento basado en la "economía del conocimiento" y aprovechar el potencial de las tecnologías verdes, concluye el estudio presentado por Gurría en la capital alemana.

Codiciada fórmula alemana

OECD Wirtschaftsausblick

Perspectivas de la economía mundial, por José Angel Gurría.

"El rendimiento de la economía alemana en los últimos años fue excelente: bajo desempleo y crecimiento sólido", destacó Gurría al presentar el "Informe Económico para Alemania 2012". "Muchos países observan la receta que hizo posible este éxito: reformas del mercado laboral, agentes sociales flexibles y constructivos y una política presupuestaria saneada".

Sin embargo, "para convertirse en una economía basada en el conocimiento, el país necesita reformas", recomendó. "Ante el rápido envejecimiento de la población, Alemania debe aumentar a medio y largo plazo su potencial de crecimiento reforzando la demanda interna, mejorando la productividad y subiendo la oferta de mano de obra". La inversión en educación y calificación es otro punto clave para mantener el poderío de la economía alemana, señaló Gurría.

La OCDE prevé que Alemania crecerá un 0,5 por ciento este año, algo más que el 0,3 por ciento previsto por el Fondo Monetario Internacional (FMI). El producto interno bruto (PIB) de la locomotora europea creció un 3,0 por ciento en 2011, aunque en el último trimestre se contrajo en 0,25 por ciento.

Visos de mejora en siete países europeos

En cuanto al panorama económico internacional, según la OCDE, está mostrando señales tentativas de mejoras, con el impulso generándose en Estados Unidos y Japón y extendiéndose hacia otros países desarrollados, indicó esta semana el sondeo de diciembre de la OCDE sobre perspectivas de crecimiento. El resultado del sondeo fue mixto para la zona euro, donde siete países están ahora "marchando hacia un cambio positivo", mientras que el dato general de la región cayó marginalmente.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico dijo que su indicador anticipado sugiere un "cambio positivo (...) para el área de la OCDE como un todo, impulsado principalmente por Estados Unidos y Japón, pero señales similares comienzan a surgir en un número de otras economías desarrolladas".

La lectura del sondeo, que busca identificar los puntos de cambios económicos, mejoró para el grupo de economías industrializadas de la OCDE en general, subiendo 0,2 puntos en diciembre a 100,4 frente a su promedio de largo plazo de 100.

India y Rusia mostraron evidencias de mejoras, mientras que se confirmaron las señales alentadoras que aparecieron hace uno o dos meses en Japón y Estados Unidos, dijo la OCDE. La lectura para Estados Unidos subió por tercer mes consecutivo, marcando en esta oportunidad un alza de 0,7 puntos a 102,0, mientras que el dato de Japón, que dejó de caer hace tres meses, subió 0,2 puntos a 101,9 en diciembre.

Brasil pujante: el faro latinoamericano

Logotipo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En cuanto al clima de negocios en la mayor economía de América Latina, la OECD, basada en datos del Banco Central de Brasil, el Banco Mundial y la agencia de la ONU para el comercio y el desarrollo (UNCTAD), clasifica a Brasil como uno de los lugares más caros del mundo para los negocios. Sao Paulo es ahora la décima ciudad más cara del mundo.

Pero Brasil es también uno de los mercados más atractivos en medio del gris panorama de la crisis global. Una economía en expansión, un mercado interno hambriento de consumo y multimillonarias inversiones para la Copa del Mundo del 2014 y el desarrollo de gigantescos yacimientos de petróleo convirtieron a Brasil en el quinto destino más atractivo para la Inversión Extranjera Directa.

Autor: José Ospina-Valencia

Editor: Enrique López

DW recomienda