Objetivo: salvar el diálogo con las FARC | América Latina | DW | 01.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Objetivo: salvar el diálogo con las FARC

El Gobierno colombiano envió a sus negociadores a La Habana, sede de los diálogos, e instó al general Alzate a explicar al país las circunstancias de su secuestro.

Un día después de que el general del Ejército colombiano Rubén Alzate, junto con un cabo y una abogada, fueran liberados por la guerrilla, el Ejecutivo envió una reducida delegación a Cuba para retomar los diálogos con el grupo. Con esta misión partieron hacia la isla el jefe negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y dos generales retirados que ya han ejercido de negociadores con la guerrilla, Jorge Humberto Mora (del Ejército) y Óscar Naranjo (de la Policía).

Antes de partir, De la Calle dijo a un grupo de periodistas que viajan con la voluntad de pasar "de la discusión a la acción" y promover un "desescalamiento" del conflicto que pueda salvar el diálogo."Hace meses que venimos discutiendo con las FARC medidas de desescalamiento. Es hora de pasar de la discusión a la acción", declaró.

Sin embargo, retomar los diálogos costará algo más que volver a sentarse en la mesa, pues este episodio ha supuesto un punto de inflexión, tras el cual las negociaciones cobrarán otra forma. Tras la pausa ordenada por Santos durante el secuestro de Alzate, el presidente colombiano dio luz verde para su continuación el domingo a última hora, tras la liberación del general.

Aclarar las circunstancias del secuestro

Otro frente por el que avanza el Gobierno colombiano es el de aclarar a la opinión pública del país las circunstancias del secuestro de Alzate. Juan Manuel Santos pidió hoy (01.12.2014) al militar que explique al país cómo fue secuestrado por las FARC. "Espero que en el transcurso del día de hoy las Fuerzas Militares y el propio general Alzate salgan a decir qué fue lo que sucedió y le den una explicación al país", dijo Santos.

Al parecer, testigos aseguran que cuando el secuestro tuvo lugar, Alzate se encontraba vestido de civil y sin la compañía de sus escoltas. Habitantes del caserío donde ocurrió el secuestro aseguraron que el oficial dialogaba con sus captores y que en el hecho no hubo violencia.

MS (dpa/efe)