Obispos alemanes hacen visita excepcional al Papa | Alemania | DW | 13.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Obispos alemanes hacen visita excepcional al Papa

El Papa se reunió con cuatro obispos germanos para hablar sobre los avances del “Diálogo para el Futuro de la Iglesia” seis semanas antes de venir a Alemania para sondear el estado de la institución en su tierra natal.

09.2011 DW-TV Highlights September Papst

Benedicto XVI recorrerá Alemania entre el 22 y el 25 de septiembre.

Faltando seis semanas para la esperada visita de Benedicto XVI a Alemania y contraviniendo el protocolo vaticano según el cual el Papa no concede audiencias en agosto, cuatro obispos germanos lo visitaron este sábado (13.8.2011) en su residencia de verano de Castel Gandolfo para informarle sobre el estado del proceso de diálogo que tiene lugar en el seno de la Iglesia católica en su tierra natal. El inusual encuentro y el tópico discutido han llamado la atención por tratarse del Diálogo para el Futuro de la Iglesia, que se abrió en Mannheim a principios de julio con un gran evento y causó controversias dentro de la propia institución.
Y es que, mediante la iniciativa en cuestión –un proceso que se sostendrá hasta 2015, cuando se celebran los cincuenta años del Concilio Vaticano II–, la Conferencia Episcopal Alemana busca recuperar la confianza que la Iglesia católica perdió entre sus feligreses tras destaparse la miríada de casos de abuso sexual y violencia física perpetrados por miembros de la jerarquía eclesiástica. Robert Zollisch, director de la Conferencia Episcopal Alemana; Reinhard Marx, cardenal de Múnich; Franz-Josef Bode, obispo de Osnabruck; y Franz-Josef Overbeck, de Essen, creyeron necesaria la consulta para evitar cualquier tipo de malentendido cuando el proyecto apenas comienza.
¿Amenaza de cisma?
Erfurt: Augustinerkloster. Hier lebte und studierte der Mönch Martin Luther von 1505-1511 und hier reiften seine ersten reformatorischen Erkenntnisse. Das heute evangelische Kloster ist am 23.09.2011 Ort eines ökumenischen Spitzentreffen zwischen der Evangelischen Kirche in Deutschland (EKD) und Papst Benedikt XVI., während dessen Deutschland-Besuches. Ein gemeinsamer Wortgottesdienst in der Klosterkirche wird als bedeutendes ökumenisches Zeichen gewertet. Foto: Klaus Krämer, 05.07.2011

El Papa sostendrá un encuentro ecuménico en Erfurt el 23 de septiembre.

El Diálogo para el Futuro de la Iglesia es percibido por críticos conservadores como un gesto que corroe la fidelidad que se debería demostrar al Papa y como un indicio más de que la Iglesia católica alemana está tomando su propio rumbo; como una amenaza de cisma. Según las agencias, ese reproche ha sido articulado también en un dossier secreto que circula por el Vaticano y todo apunta a que sus autores provienen de un país de habla alemana. No obstante, la Conferencia Episcopal Alemana ha informado que Benedicto XVI le dio respaldo explícito a los cuatro obispos, señalando que el diálogo interno conduce a la renovación de la Iglesia.

Cuando recorra Alemania entre el 22 y el 25 de septiembre –con paradas en Berlín y las diócesis de Erfurt y Friburgo–, Benedicto XVI se erigirá en el primer Papa en pronunciar un discurso en el Bundestag. Eso y otros aspectos de su biografía hacen del actual líder de la Iglesia católica una personalidad singular.
P asados más de seis años de su elección como Papa, Benedicto XVI –nacido Joseph Aloisius Ratzinger el 16 de abril de 1927– sigue siendo tan polémico y generando puntos de vista tan encontrados como en sus tiempos de cardenal, cuando dirigió la Congregación para la Doctrina de la Fe –lo que antes se conocía como el Santo Oficio– durante el pontificado de su predecesor, Juan Pablo II.
La vida y obra en proceso de Joseph Ratzinger
Pope John Paul II, marking the 26th Christmas of his pontificate, made his 'Urbi et Orbi' address to thousands of people at t he St. Peter's Square in vatican City, Thursday 25 December 2003. A weak but determined Pope John Paul II asked God in his Christmas message to the world on Thursday to save humanity from the scourge of terrorism and wars he said were laying waste to many part of the planet. Foto: CLAUDIO ONORATI dpa

El predecesor de Benedicto XVI en el Vaticano, Juan Pablo II.

Para unos, el pontífice nacido en la aldea bávara de Marktl am Inn es un conservador insensible, un enemigo de la modernidad y el progreso que ha enterrado las reformas del Concilio Vaticano II. Para quienes lo defienden, es uno de los mejores teólogos de la historia y todo un mito desde su época como catedrático en Alemania, impulsor del ecumenismo y pastor que predica “la alegría de la fe”. Desde su elección el 19 de abril de 2005, Benedicto XVI no ha cedido, ni parece dispuesto a ceder, ante las exigencias de católicos liberales en pro del sacerdocio femenino, del fin del celibato sacerdotal o de una moral sexual abierta al uso de anticonceptivos.

Pero tampoco se han cumplido los augurios de que sería un “Papa de transición” debido a su avanzada edad –Ratzinger tenía 78 años cuando fue nombrado Sumo Pontífice– y no tendría tiempo para hacer cambios sustanciales en el gobierno de la Iglesia católica. El hecho de ser el primer Papa en enfrentar públicamente el escándalo de los abusos de menores está entre los aspectos de su gestión que los conocedores destacan por su importancia. Por otro lado, a nte acusaciones de que servía para lavar dinero del narcotráfico y del tráfico de armas, reformó el Banco Vaticano adaptándolo a estándares internacionales de transparencia.
Las controversias alrededor del Papa
Pope Benedict XVI blesses the faithful during the Urbi et Orbi (to the City and to the World) message in St. Peter's square at the Vatican, Saturday, Dec. 25, 2010. Pope Benedict XVI in his Christmas Day message Saturday urged Catholics loyal to him in China to courageously face limits on religious freedom and conscience. (AP Photo/Andrew Medichini)

Su biografía hace del actual líder de la Iglesia católica una personalidad singular.

Benedicto XVI puso orden en el Camino Neocatecumenal del español Kiko Argüello, una de las organizaciones más numerosas e influyentes de la Iglesia, imponiéndole cambios de estructura profundos. En una dimensión más teológica, ha continuado despojando al papado de su solemnidad del pasado y no solamente en términos de indumentaria: para acercarse a los ortodoxos, renunció a títulos como el de “Patriarca de Occidente”; ha facilitado la incorporación al catolicismo de los anglicanos que deseen reconciliarse con Roma; y, aunque parezca trivial, ha establecido una relación menos formal y distante con los cardenales, quienes ya no lo tratan de “Usted”.

Sus gestos más controvertidos incluyen el haber levantado la excomunión a cuatro obispos tradicionalistas seguidores de Marcel Lefebvre, procurando poner fin al mayor cisma de los tiempos modernos; una medida que generó fuertes críticas por encontrarse entre ellos el británico Richard Williamson, quien había negado el Holocausto en una entrevista de televisión. En septiembre de 2006 desató la indignación de los musulmanes citando un texto medieval que atribuía una naturaleza violenta al Islam. Y, desde que fue nombrado Papa, no ha dejado de acaparar titulares de prensa con declaraciones polémicas sobre temas que van desde la legalización del matrimonio homosexual y la despenalización del aborto hasta la experimentación con embriones y el uso del preservativo para evitar la propagación del virus del SIDA.
Autor: Evan Romero-Castillo / dpa / kna
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda