Obama: ″Yo podría haber sido Trayvon Martin″ | El Mundo | DW | 19.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama: "Yo podría haber sido Trayvon Martin"

El presidente de EE.UU., Barack Obama, invitó a la reflexión nacional sobre las inequidades raciales y la forma de superarlas, tras la absolución de George Zimmerman por la muerte del joven negro Trayvon Martin.

"Yo podría haber sido Trayvon Martin hace 35 años", dijo el primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos en una inesperada comparecencia en el briefing diario en la Casa Blanca, donde, con gesto serio y contenido, hizo una emocionada reflexión sobre los avances, pero también sobre las falencias, que en materia de racismo hay en el país.

"Hay muy pocos hombres afroamericanos en este país que no hayan tenido la experiencia de ser seguidos cuando estaban comprando en una tienda. Eso me incluye a mí", dijo el mandatario para explicar por qué el caso de Martin es visto por la comunidad negra del país "a partir de una serie de experiencias e historias que no acaban de desaparecer".

"No quiero exagerar, pero este tipo de experiencias cuentan cómo la comunidad afroamericana interpreta lo que pasó esa noche en Florida", agregó en referencia a la muerte de Martin. El joven, de 17 años, paseaba desarmado el 26 de febrero de 2012 cuando Zimmerman, que actuaba de vigilante voluntario del vecindario, lo consideró "sospechoso", lo persiguió y en la pelea le disparó. El jurado consideró el sábado pasado que lo hizo en legítima defensa al temer por su vida, lo que ha generado protestas e incomprensión en Estados Unidos y que se reavive el conflicto racial.

A este contexto se unen, continuó Obama, las estadísticas que demuestran que hay un "historial de disparidades raciales a la hora de aplicar las leyes criminales, desde la pena de muerte a las leyes sobre consumo de drogas". Y todo ello, acotó con mucha cautela, "contribuye hasta cierto punto a la sensación de que si un adolescente blanco se viera involucrado en el mismo escenario, tanto el resultado como las consecuencias podrían haber sido distintas".

"Reducir la desconfianza en el sistema"

A pesar de que ya había emitido un comunicado llamando a la calma tras conocerse la sentencia absolutoria de Zimmerman, en los últimos días habían crecido las demandas de la comunidad afroamericana para que el mandatario se pronunciara sobre un tema que ha devuelto a primera plana los conflictos raciales que muchos creían ya un tanto superados en el país. Y así lo hizo finalmente, aunque dejó claro que no piensa implicarse en la discusión también abierta sobre si el caso debe llevarse a nivel federal como un crimen "de odio" que atenta contra las libertades civiles, algo que está siendo estudiado por el fiscal general, Eric Holder, otro afroamericano que ya habló de forma muy emocional y personal esta semana sobre el tema.

El caso ha generado protestas e incomprensión en Estados Unidos, y que se reavive el conflicto racial.

El caso ha generado protestas e incomprensión en Estados Unidos, y que se reavive el conflicto racial.

Obama subrayó la necesidad de que este caso abra de nuevo un debate a nivel nacional sobre cuestiones como la inequidad racial, aunque consideró que éste debe realizarse a nivel de comunidades en vez de estar dirigido por las autoridades, con el objetivo de evitar su "politización". En ese debate, propuso Obama, también se debería discutir la posibilidad de revisar cómo mejorar el entrenamiento de los agentes locales para "reducir la desconfianza en el sistema que a veces sigue existiendo".

Asimismo, consideró necesario revisar "algunas" leyes locales y estatales que "podrían alentar el tipo de altercados y tragedias como la de Florida", dijo en referencia clara a la polémica normativa "Stand Your Ground" que rige en ese estado y que permite el uso de la fuerza en caso de sentirse amenazado sin necesidad de buscar una escapatoria.

"Los comentarios del presidente nos dan fuerza en este momento", dijeron en un comunicado Sybrina Fulton y Tracy Martin, los padres del joven Trayvon Martin.

RML (dpa, reuters, afp)