Obama y Suu Kyi reclaman cambios en la Constitución de Birmania | El Mundo | DW | 14.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama y Suu Kyi reclaman cambios en la Constitución de Birmania

El presidente estadounidense, Barack Obama, y la líder de la oposición birmana, Aung San Suu-Kyi, reiteraron su deseo de ver más reformas en el país asiático, señalaron durante una rueda de prensa ofrecida en Rangún.

Tras un encuentro privado en la vivienda donde la política birmana de 69 años pasó gran parte de su arresto domiciliarios durante la dictadura militar en el país, Obama dijo que la Premio Nobel de la Paz sigue siendo fuente de inspiración.

Asimismo, el presidente estadounidense destacó los "importantes cambios realizados en los últimos dos años", pero advirtió que las reformas "no están completas ni son irreversibles" en el país. Suu-Kyi, por su parte, criticó que el proceso de reformas en el país está dando bandazos. Obama pidió también el fin de la discriminación de la minoría Rohingya en el país.

Elecciones y reforma constitucional

Barack Obama señaló además que se sabrá si las reformas en Birmania (Myanmar) funcionan si se celebran elecciones generales a tiempo, si se democratiza la Constitución, si se respeta a las minorías étnicas y si se logra alcanzar la paz nacional, entre otras cosas.

En la rueda de prensa en Rangún con la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, que fue televisada, el presidente de EE. UU. advirtió contra la tentación de demorar las elecciones generales señaladas para la segunda mitad de 2015 y precisó que, además, tienen que ser unos comicios justos, libres y transparentes.

La segunda condición que Obama citó para saber si las reformas en Birmania avanzan es el cambio constitucional, un proceso que, dijo, debe contar con la participación de todos.

"EE. UU. apoyará a Birmania"

La Constitución birmana vigente, que fue redactada por la dictadura militar con el boicot de la oposición democrática, fue aprobada en referéndum en 2008 y, entre otras cosas, garantiza a las Fuerzas Armadas un cupo de escaños legislativos y veta la jefatura del Estado a Suu Kyi. Suu Kyi ha estado casada con un extranjero y sus hijos tienen pasaporte británico, por lo que, según la Constitución, ella no puede presentarse como candidata a la presidencia. "Es halagador pensar que han redactado la Constitución pensando en mí", ha dicho irónicamente la Nobel de la paz.

Obama comentó este particular sin citar nombres, pero dijo que, en su opinión, no le parecía correcto que una persona no pudiese ser jefe de Estado por el hecho de que su hijo quiera tener o tenga otra nacionalidad.

El proceso de paz con las minorías étnicas y su respeto, con la eliminación de todo tipo de discriminación o la libertad de información, son otras condiciones. "Estados Unidos continuará apoyando en todo lo que pueda" a Birmania en este proceso, dijo.

El mandatario estadounidense, que realiza su segunda visita a Birmania, viajará esta noche a Brisbane (Australia) para asistir a la cumbre del G20 el fin de semana.

CP (dpa, efe)