1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama y Siria: “No es mi credibilidad la que está en juego”

El presidente de Estados Unidos llegó a Suecia, paso previo a su participación en la cumbre G20 que se realizará en San Petersburgo, Rusia.

Durante su visita a Estocolmo, donde se reunió con el primer ministro sueco Fredrik Reinfeldt este miércoles (04.09.2013), el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a reiterar que está convencido de que fue el régimen de Bashar al Assad el que utilizó las armas químicas que habrían causado la muerte de más de 1.400 personas en los alrededores de Damasco, en agosto.

“Creemos con una elevada certeza que se usaron armas químicas y que (el presidente sirio Bashar) al Assad fue la fuente”, dijo Obama, quien llegó a Suecia como paso previo a su participación en la cumbre del G20 en San Petersburgo, Rusia. Para el mandatario estadounidense, el mundo tiene la responsabilidad de actuar en Siria para prevenir nuevos ataques con armas químicas.

Ver el video 02:18

Obama busca apoyo en Suecia

Obama, quien en marzo utilizó por vez primera el concepto de “línea roja” para referirse al límite de lo tolerable en la guerra civil siria, aseguró en Suecia que “yo no fijé una línea roja. El mundo fijó una línea roja”. Añadió que si bien respeta el proceder de la ONU ante la crisis, ahora el tema es fortalecer el apoyo de la comunidad internacional a los planes de Estados Unidos de intervenir en el conflicto, mediante un ataque específico.

Putin acusa a Kerry de mentir

El mandatario estadounidense añadió que en este caso “no es mi credibilidad la que está en juego. Es la credibilidad de la comunidad internacional la que está en juego”. Sobre la participación de Rusia en la crisis, Obama dijo esperar que Vladimir Putin cambie su posición. “¿Tengo esperanzas de que el señor Putin pueda cambiar su posición sobre algunos de estos temas? Siempre tengo esperanzas y continuaré involucrándolo”.

Putin, por su parte, dijo este miércoles que el Congreso de Estados Unidos no tiene derecho a aprobar el uso de la fuerza contra Siria sin una decisión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y agregó que hacerlo sería un “acto de agresión. Lo que el Congreso y el Senado de Estados Unidos están haciendo es, en esencia, legitimar una agresión. Esto es inadmisible en principio”, sostuvo.

Además, aseguró que John Kerry mintió durante su comparecencia ante el Senado. “Mienten hermosamente, por supuesto. Vi los debates en el Congreso (de Estados Unidos). Un legislador le pregunta al señor Kerry: ‘¿Está al Qaeda allí?'. Él dice: ‘No, les digo responsablemente que no'. Pero ello saben que las unidades de Al Qaeda son el principal escalón militar. Fue desagradable y sorpresivo para mí; partimos de la presunción de que son gente decente. Pero él está mintiendo y sabe que está mintiendo. Es triste”, remarcó.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema