1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama y Merkel hablan por primera vez desde expulsión de jefe CIA de Berlín

El presidente de EE.UU., Barack Obama, habló por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la cooperación bilateral, en su primera conversación desde la expulsión del jefe de la CIA en Berlín.

"El presidente habló hoy con la canciller alemana Merkel sobre Ucrania, Irán y la cooperación entre EE.UU. y Alemania", informó en su cuenta de Twitter el asesor adjunto para seguridad nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, este miércoles (16.7.2014).

Poco después, el portavoz de la residencia oficial estadounidense, Josh Earnest, indicaba en un comunicado que Obama y Merkel "intercambiaron puntos de vista" sobre la cooperación en materia de inteligencia. "El presidente dijo que mantendría una estrecha comunicación sobre formas de mejorar la cooperación en adelante", afirmó Earnest. Por lo demás, los dos mandatarios coincidieron en que Rusia "debe de tomar medidas de forma inmediata para reducir la tensión en el este de Ucrania".

Supervisión de frontera Rusia-Ucrania

Merkel y Obama consideran que Moscú debe respaldar un cese bilateral de las hostilidades, una hoja de ruta para el diálogo bajo el auspicio de la Organización para la Cooperación y Seguridad Europea (OSCE) y el establecimiento de un mecanismo de supervisión de la frontera entre Rusia y Ucrania por parte de la OSCE.

Además, ambos estuvieron de acuerdo en que el Kremlin debe instar a los separatistas prorrusos en Ucrania a liberar todos los rehenes y poner fin al tráfico de artillería pesada, equipamiento y recursos humanos que fluyen hacia los rebeldes.

"Los líderes concordaron en que hasta la fecha ni EE.UU. ni Alemania han visto a Rusia cumplir con esas citadas acciones", apuntó Earnest. Ambos departieron también sobre las negociaciones en marcha sobre el programa nuclear iraní entre Irán y el grupo 5+1 (EE.UU., China, Rusia, Francia, el Reino Unido y Alemania) y el progreso alcanzado durante las conversaciones.

"Estuvieron de acuerdo en que es imperativo que Irán adopte las medidas necesarias para asegurar a la comunidad internacional que su programa nuclear tiene fines exclusivamente pacíficos", dijo Earnest. Las relaciones entre Washington y Berlín atraviesan por momentos bajos después de que la fiscalía germana detuviese este mes a un espía alemán acusado de actuar como agente doble para Washington.

Además, la fiscalía federal anunció la semana pasada que estaba investigando a una persona que trabaja en el Ministerio de Defensa alemán ante la posibilidad de que hubiese filtrado información a los servicios secretos de EE.UU. Los reiterados casos de espionaje llevaron a Alemania a pedir al jefe de la CIA en la embajada de EE.UU. en Berlín que dejara el país. La Casa Blanca ha evitado comentar sobre ninguno de esos dos casos por estar relacionados con actividades de inteligencia.

CP (efe, rtr)