1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Obama y Clinton se siguen de cerca, McCain se distancia

Él, afroamericano, gana en Estados. Ella, mujer, en número de delegados. Del lado demócrata, el “supermartes” no sentenció la carrera entre Obama y Clinton. En bando el republicano, trajo valiosas victorias para McCain.

default

El "supermartes" no desbanca ni a Clinton ni a Obama, y aventaja a McCain.

Barack Obama celebró el supermartes como si fuera un triunfo. En la carrera por ser el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, sus opciones contra Hillary Clinton siguen intactas. "Nuestro momento ha llegado", afirmó Obama en Chicago. Para el senador por Illinois, los resultados confirman que es la fuerza en ascenso: "sabemos que lo que comenzó como un susurro se ha hinchado hasta convertirse en un coro que no puede ser frenado".

"Quiero felicitar al senador Obama por sus victorias de esta noche. Estoy ansiosa por continuar nuestra campaña y nuestros debates sobre el país que queremos dejar a la próxima generación", aseguró Hillary Clinton, que tampoco se da por vencida. Mientras la senadora pronunciaba estas palabras, los colegios electorales estaban cerrando sus puertas en California. El recuento de votos en este fundamental Estado resultó favorable a Clinton, sumándose a sus victorias en Nueva York, Nueva Jersey y Massachusetts.

Obama gana en Estados, pero Clinton vence por delegados (708 frente a 605), al triunfar donde se concentra más población. La carrera continúa entre los demócratas. Un poco más clara se presenta la situación para los republicanos: John McCain es el elegido en California y Nueva York.

¿Quién es el cambio?

Tampoco Obama se olvidó de gratular a su rival. "Felicito a Hillary Clinton por sus victorias esta noche. Está realizando una campaña excelente". Pero remarcó de inmediato: "aquellos estadounidenses que todavía no se han unido a este movimiento pero que siguen hambrientos de cambio, tienen miedo, les enseñaron a ser cínicos… a todos aquellos que todavía albergan esas dudas: 'los necesitamos a nuestro lado'".

Clinton, por su parte, agradeció a sus seguidores el apoyo e insistió en el discurso repetido a lo largo de toda la campaña: "esta noche es su noche. Esta noche es la noche de Estados Unidos. Juntos vamos a recuperar a Estados Unidos", afirmó entre enfervorizados gritos.

Tanto Clinton como Obama se pelean por representar el cambio que muchos estadounidenses ansían. Ambos pertenecen a subgrupos tradicionalmente marginados y usan el estigma para demostrar coraje, fuerza y transmitir la sensación de que algo nuevo se está forjando. La senadora convenció a los latinos, Obama a la población negra. La incógnita de quién será candidato sigue vigente.

522 para McCain

Entre los republicanos la batalla no es tan emocionante, sobre todo al compararla con la lucha demócrata, lo que al final podría resultar incluso beneficioso para los conservadores. John McCain prácticamente dobla, 522 ante 223, en número de delegados a su directo perseguidor en fila propia, Mitt Romney. La entrada en la competición de Mike Huckabee, quien suma hasta ahora 142 delegados, no hace sino beneficiar a McCain.

DW recomienda