1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama y Cameron se alían contra los ciberataques

Habrá un grupo conjunto de inteligencia. El "New York Post" denunció hoy el hackeo de su cuenta de Twitter. Además, ambos mandatarios se mostraron reacios a endurecer las sanciones contra Irán por su programa nuclear.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro británico, David Cameron, se comprometieron hoy (16.01.2015) en Washington a seguir combatiendo el terrorismo "donde quiera que se presente". Durante la visita del primer ministro británico a la Casa Blanca, se habló sobre todo de ciberseguridad y lucha contra el terrorismo. Precisamente, este viernes se supo que el diario New York Post y la agencia estadounidense United Press International (UPI) denunciaron que sus respectivas cuentas de Twitter habían sido hackeadas. Al parecer, aparecieron varias noticias falsas en sendas cuentas, que rápidamente fueron borradas. Los mensajes hacían referencia a un supuesto ataque chino a un buque de la Marina de EE.UU. y a decisiones de la Reserva Federal. Otro tuit atribuía al Papa la frase: "Ha comenzado la Tercera Guerra Mundial".

Obama explicó, durante la rueda de prensa conjunta efectuada por ambos mandatarios, que el atentado de París ha demostrado que grupos terroristas como Al Qaeda y Estado Islámico están "activamente intentando inspirar y apoyar a gente en nuestros países para llevar a cabo actos terroristas". Para Obama, este problema "no se resuelve solo con servicios de inteligencia y fuerzas militares". El presidente de EE.UU.señaló la necesidad de luchar contra el extremismo radical que radicaliza reclutas y moviliza a gente, especialmente a gente joven, para cometer actos terroristas". En ese sentido, "las comunidades locales, los vecinos y los líderes religiosos tienen un papel vital", dijo.

David Cameron, por su parte, explicó que el Reino Unido y Estados Unidos no están solos en la lucha contra el terrorismo islámico. "Nos enfrentamos a una ideología venenosa y fanática que quiere pervertir una de las grandes religiones del mundo, el islam, y crear conflicto, terror y muerte", dijo Cameron. "Con nuestros aliados, nos enfrentaremos al terrorismo donde quiera se presente", añadió Cameron, que consideró que los estados deben "luchar contra esta ideología venenosa empezando por casa".

No endurecer sanciones contra Irán

Por otra parte, ambos mandatarios se mostraron reacios a endurecer las sanciones contra Irán por su programa nuclear. Obama y Cameron argumentaron que una decisión así podría perjudicar las negociaciones en curso e instaron a los legisladores estadounidense a ser pacientes y abstenerse de pedir nuevas sanciones. "No hay un buen argumento para nosotros para tratar de socavar, de minar las negociaciones hasta que estas hayan evolucionado", dijo Obama a periodistas. "El Congreso necesita mostrar paciencia", agregó.

Si se imponen nuevas sanciones, el presidente de EE.UU. cree que las negociaciones podrían "colapsar". Obama calculó que hay "probablemente menos de un 50 por ciento" de posibilidades de que Irán y el grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) lleguen a un acuerdo antes del próximo julio, cuando vence el plazo que ambas partes se han dado para alcanzar un pacto sobre el programa nuclear de Irán.

MS (dpa/efe/Reuters)