1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Obama: relación con Cuba no implica “hacer concesiones”

El presidente de Estados Unidos aseguró que su gobierno no ignora las “violaciones” a los derechos humanos y seguirá presionando para ampliar libertades en la isla.

En una entrevista concedida a la cadena televisiva CNN es Español, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró este lunes (14.03.2016) que el proceso de normalización de las relaciones con Cuba que ha impulsado su gobierno no significa, en modo alguno, “hacer concesiones” al régimen comunista de la isla, y señaló que Washington no ignora las “violaciones” a los derechos humanos que ocurren aún en la isla.

Para el jefe de Estado, su política de apertura hacia el histórico rival de Washington es apenas “el principio, no el final, de un viaje que llevará cierto tiempo”. El presidente explicó que “esto no es una cuestión de hacer concesiones al gobierno, se trata de comprometernos de forma directa con el pueblo cubano y poder tener conversaciones sinceras y firmes directamente con el gobierno cubano”.

Las declaraciones se conocen a pocos días de la histórica visita, prevista para el próximo 20 de marzo, que prepara el mandatario estadounidense a La Habana. Obama manifestó, asimismo, su esperanza de que el embargo económico impuesto por la potencia a la isla sea levantado “en algún momento de la administración del próximo presidente, ya sea demócrata o republicano”.

Presión al gobierno

Obama reconoció que actualmente no cuenta con el respaldo suficiente entre los legisladores para que el levantamiento de las sanciones ocurra ahora, pero mostró su esperanza de que las posturas de ambos partidos sobre el tema está cambiando. “Tiene sentido para nosotros poder vender a Cuba, hacer negocios con los cubanos, mostrar nuestras prácticas de negocios, cómo tratamos a los trabajadores y cómo abordamos temas de derechos humanos, eso ayudará a producir el tipo de cambios que son necesarios”, afirmó.

Obama dijo que se reunirá con disidentes y “críticos del gobierno” cuando visite La Habana, tal como ya hizo durante la Cumbre de las Américas en Panamá, en abril de 2015. “Así continuamos presionando para asegurarnos que con el tiempo se amplíen las libertades de expresión, de reunión, de religión dentro de Cuba”, añadió el mandatario, que se convertirá el domingo en el segundo presidente de su país en visita la isla. La estadía de Obama será de tres días y se reunirá además con el presidente Raúl Castro, así como con empresarios y miembros de la sociedad civil.

DZC (EFE, dpa, Reuters)


DW recomienda