Obama pide calma tras tensión racial en Missouri | El Mundo | DW | 14.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama pide calma tras tensión racial en Missouri

El presidente de EE.UU. exigió paz para Ferguson, una localidad enfurecida tras la muerte de un joven negro de 18 años a manos de un agente policial.

Luego de cuatro noches de protestas y de una actuación policial muy criticada por sus altos niveles de violencia, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, exigió este jueves (14.08.2014) “paz y calma” para la localidad de Ferguson, en Missouri, donde cientos de personas han salido a las calles para exigir justicia para Michael Brown, un joven de 18 años que fue baleado por un funcionario policial la noche del sábado 9 de agosto.

“Todos debemos atenernos a un estándar alto, particularmente aquellos de nosotros en posiciones de autoridad. Recordemos que todos formamos parte de la familia estadounidense. Nos unen valores comunes, y eso incluye la creencia en la igualdad ante la ley, el respeto básico por el orden público y el derecho a protestas públicas pacíficas, el respeto por la dignidad de cada hombre, mujer y niño”, dijo Obama.

Obama durante su conferencia sobre la violencia en Ferguson.

Obama durante su conferencia sobre la violencia en Ferguson.

El mandatario añadió que la policía debe ser respetuosa con los manifestantes. “Nunca hay excusa para la violencia contra la policía o quienes usan esta tragedia como cobertura para saqueos y vandalismo, pero tampoco hay excusa para que la policía use fuerza excesiva contra manifestantes pacíficos o los lleve a la cárcel por ejercer legalmente sus derechos establecidos en la primera enmienda”, añadió en una conferencia de prensa.

Agresión a periodistas

Ferguson, una pequeña localidad de poco más de 20.000 habitantes, se encuentra conmocionada por una muerte que tiene tintes racistas. La policía ha reaccionada sacando a la calle agentes con uniforme de combate, chalecos antibalas y armados con fusiles, que no han trepidado a la hora de reprimir las manifestaciones, sean éstas pacíficas o violentas, e incluso hay registros de ataques a periodistas que cubrían los hechos.

La versión oficial dice que Brown, quien estaba desarmado al momento de recibir disparos en la cabeza y el pecho, habría agredido a un agente, aunque testigos aseguran que cuando recibió los impactos estaba con las manos en alto, entregándose a la policía. Obama recordó que el FBI y el Departamento de Justicia investigan el incidente y llamó a la comunidad a esperar con tranquilidad los resultados de esa investigación.

DZC (Reuters, dpa, EFE)

DW recomienda