1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Obama: oportunidad histórica para América Latina

El presidente Barack Obama es aclamado como la estrella de la V Cumbre de las Américas. Tiene mucho que ofrecer a sus socios latinoamericanos. “Se trata de un momento histórico por el perfil del nuevo presidente”.

default

El presidente Barack Obama, durante su conferencia final en la V Cumbre de las Américas.

“Estamos ante una situación histórica, no sólo por la crisis y sus efectos, sino también por el cambio en la Casa Blanca, un cambio con una persona con las características de Obama”, afirma el experto en Ciencias Políticas y América Latina, Manuel Alcántara Sáez, en conversación con DW-WORLD.

El politólogo, que es vicerrector de la Universidad de Salamanca, cree que no son sólo palabras la promesa de Obama de que respetará a los gobiernos latinoamericanos aunque no esté de acuerdo con ellos, como dijo Obama en el marco de la V Cumbre de las Américas, aludiendo al presidente boliviano, Evo Morales. “Dada su trayectoria, lo que dijo en la campaña electoral y también en su época como senador, parece que estamos ante un principio fundamental no sólo para América Latina sino en el ámbito global”, afirma el politólogo.

Gipfel der amerikanischen Staaten in Trinidad

Dos mujeres sentadas en un parque en Puerto España, Trinidad y Tobago.

Obama tiene mucho que ofrecer

Sin bien el nuevo tono de Washington no permitirá más a los líderes regionales justificar algunas políticas domésticas con el argumento de la agresión o la prepotencia estadounidense, la nueva política exterior de Obama ofrece muchas oportunidades. “Los países latinoamericanos están tremendamente ligados a la política y a la economía norteamericana en cuestiones que van desde la inmigración y el medioambiente, hasta el narcotráfico, una buena cooperación con Washington es fundamental para resolver estos problemas que son comunes”, señala Alcántara Sáez.

Muestra de eso es el problema del narcotráfico y del contrabando de armas a través de la frontera entre México y EEUU, en el que Obama reconoció la corresponsabilidad de Washington, marcando un hito en las relaciones bilaterales con su vecino país del sur. El experto español coincide en que es un problema enorme, que tendrá que ser enfrentado con mecanismos de control que tienen que imponerse bilateralmente. “No es el único tema, hay otros que son fundamentales, que miran mucho al lado norteamericano, está claro que el consumo de drogas en EEUU es el principal incentivo para que exista el narcotráfico, que hasta ahora Washington no ha afrontado de manera realista. Los problemas son de ambos lados y el presidente Obama tiene que empezar con los problemas que tiene en casa”, destaca.

Barack Obama und Hugo Chavez in Trinidad

Barack Obama y Hugo Chávez.

Apertura hacia La Habana

Obama reconoció que la política de Washington hacia la Habana durante los últimos 50 años no ha conseguido ninguno de los objetivos que se proponía, que ha sido nefasta y que ya es hora de cambiarla. Sin embargo Alcántara Sáez aborda con cautela la posibilidad de que Cuba acepte la oferta de diálogo de Obama. “El régimen político cubano es muy complejo y muy opaco, hay que recordar que hace 10 o 12 años, durante la era del presidente Clinton, cuando había una apertura de facto bastante grande, Cuba desarrolló incidentes que terminaron afectando negativamente esa apertura”, explica.

El experto añade que a veces Cuba ha diseñado políticas para reinvertir los acontecimientos y que las relaciones bilaterales acabaran en un callejón sin salida. Ejemplo de ello fueron los episodios de las avionetas derribadas por las fuerzas aéreas cubanas en 1996, y del niño Elián González, en el 2000. “Cierto es que a Cuba le queda ya muy poco margen en términos de la subsistencia cotidiana, La Habana no puede ir agotando más la paciencia de la población y deteriorando el nivel de vida de la sociedad cubana. Esta es una posibilidad que tiene el régimen de una salida medianamente honrosa”, señala el experto.

Barack Obama und Leonel Fernandez nach dem Amerika-Gipfel

Barack Obama y Leonel Fernández, presidente de República Dominicana.

Recelos en la anquilosada clase política

Es un hecho que el jefe de la Casa Blanca despierta recelos entre la clase política latinoamericana que teme que los aires de cambio que vienen del norte se los lleve por delante. “Todo el mundo pedía un cambio en Estados Unidos y nadie quiere ver la necesidad de cambio en su propio país, estamos además, ante una situación política latinoamericana muy interesante en donde la lógica de la reelección domina por todos los sitios”, dice el politólogo español.

Alcántara Sáez considera que hay liderazgos muy consolidados, muy carismáticos y además, con un apoyo social importante, como es el caso del mismo Chávez, pero también de Morales, de Correa y de Uribe; hay otros que buscan la reelección como el presidente de Honduras, o el de Paraguay. “No se está produciendo la renovación de la clase política y ahí hay algo que choca, que hace ruido. Hay renovación en Washington pero no la hay en Buenos Aires, en Caracas y en Quito”, subraya.

Alcántara Sáez considera que Brasil juega un papel clave en el contexto latinoamericano, que podría ser un rival de Washington por el poderío económico que ha ido ganando los últimos 20 años, pero si no hubo una confrontación durante la Administración Bush y supo tolerar sus “excentricidades”, lo que demuestra una gran madurez en las relaciones internacionales, menos lo habrá ahora. “Lula es el primer presidente latinoamericano que visita la Casa Blanca, que ha tenido un contacto muy estrecho con el presidente Obama, por lo que veo más bien una cooperación en el futuro”, concluye.

Autora: Eva Usi

Edición: José Ospina Valencia

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema