Obama o Clinton: ¿Quién es el demócrata preferido de los alemanes? | Política | DW | 05.03.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Obama o Clinton: ¿Quién es el demócrata preferido de los alemanes?

Barack Obama ha figurado constantemente en los medios alemanes durante las últimas seis semanas. ¿Qué pasará ahora que Hillary Clinton ha regresado a la palestra ganando las primarias en tres importantes Estados?.

default

Clinton versus Obama. Dos demócratas, dos rivales por la nominación.

La candidata demócrata Hillary Clinton ha escalado en popularidad triunfando en Texas, Ohio y Rhode Island. Pero la carrera con su colega del Partido Democrático sigue reñida tras la victoria de Obama en once Estados.

Los medios de todo el mundo anuncian como un “regreso” la triple victoria de Hillary Clinton este martes 5 de marzo. Lo que, en cierta forma, demuestra que Obama ha estado siendo claramente el favorito durante un buen tiempo. Y, en efecto, Obama sigue liderando las votaciones de la nominación democrática.

¿Qué es lo que cautiva de Obama?

En Alemania, por ejemplo, Obama ha llenado la primera plana de numerosos diarios y revistas. La prestigiosa revista política Der Spiegel, con sede en Hamburgo, ha llegado incluso a expresar la popularidad de Obama en términos bíblicos, como lo tituló en la cubierta del pasado 11 de febrero: “El factor Mesias: Barack Obama y la añoranza de unos nuevos Estados Unidos.”

¿Es su promesa de cambio lo que atrae? ¿Su carisma, acaso? ¿Su elocuencia y suaves modales? O el hecho de que es un afroamericano, y cualquier hombre de color representaría el cambio para el país?

Clinton como mujer, desde luego, también significaría un cambio del liderazgo en Estados Unidos.

Ninguno es el favorito de los medios

Según Christoph von Marschall, corresponsal en Washington del diario berlinés Tagesspiegel y autor de la biografía “El Kennedy negro”, Obama no es necesariamente el preferido de los medios alemanes.

“Hasta mediados de enero de 2008, en Alemania había más simpatía por Hillary Clinton”, indica von Marschall a DW-WORLD.DE. “Mucha más gente conocía a Clinton y el nombre ‘Clinton’ no se asociaba ni en Alemania ni en Europa con todos los escándalos conocidos, como sucede en Estados Unidos”, agregó.

“El apellido Clinton se relaciona con un periodo pacífico y exitoso a nivel internacional. Un tiempo de relativa armonía en las relaciones trasatlánticas”, puntualiza von Marschall. Es un hecho que los alemanes reconocen que el nombre Clinton hizo más popular a Hillary en el país. Pero von Marschall admite que eso está cambiando y tanto el público como los medios están tendiendo a un leve favoritismo por Obama.

Angela Merkel también es una mujer y al mando de un país

Desde el triunfo de Obama en Iowa y el eco hecho en los medios germanos su popularidad ha empezado a crecer. Ese cambio se hace evidente en la encuesta del diario londinense Financial Times, que ha revelado que Obama es hoy el personaje favorito de las elecciones primarias en Estados Unidos en Alemania, Italia, Francia y España. En diciembre de 2007 Hillary Clinton encabezaba en Alemania la lista de los preferidos.

Pero, Thomas Lückerath, editor en jefe del portal de noticias económicas DWDL, está de acuerdo con von Marschall en que Clinton sigue siendo querida en Alemania. “No creo que lo alemanes ya se hayan decidido por Obama, sobre todo teniendo en cuenta que la gente no olvida que la canciller alemana es justamente una mujer”. Lückerath destaca que “ambos demócratas tienen fuertes personalidades e interesantes biografías”.

Martin Klingst, comenta, por su parte, en el semanario alemán Die Zeit, la idea de von Marschall que Obama personifica el “sueño americano”. “A pesar de todos los obstáculos que ha tenido que salvar Obama a lo largo de su vida, él siempre ha permanecido humano. Obama piensa más allá de las fronteras partidistas y parece revivir la visión de una sociedad moderna y posracista en la que cualquiera puede llegar a ser presidente, independientemente de su origen, raza o género”.

Una cuestión de carisma

Pero el “factor carisma” no puede ser subestimado, tampoco entre el público alemán. “Desde que se lanzó a la vida pública, Hillary Clinton siempre ha tenido el problema de aparecer como simpática frente a los medios”, dice von Marschall que acota, “mientras ella tiene dificultades de abrirse, Obama aparece abierto de corazón”.

La verdad es que en Estados Unidos los presidentes no son elegidos por sus programas de gobierno sino por simpatías, resume dicho corresponsal. Sea como sea, los periodistas aún son muy cuidadosos cuando se refieren a Obama: “Él está creando tantas expectativas que no va a poder realizarlas todas. La pregunta sería más bien qué será humanamente posible lograr como el próximo presidente de los Estados Unidos”.

DW recomienda