Obama nombra al primer embajador de EE.UU. en Cuba en más de medio siglo | América Latina | DW | 27.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Obama nombra al primer embajador de EE.UU. en Cuba en más de medio siglo

El diplomático Jeffrey DeLaurentis, actual jefe de la misión norteamericana en la isla, será quien asuma el cargo, según anunció la Casa Blanca en un comunicado. El Senado tiene todavía que confirmar el nombramiento.

"Me siento orgulloso de nominar al embajador Jeffrey DeLaurentis para que sea el primer embajador de Estados Unidos en Cuba en más de 50 años", manifestó el presidente estadounidense Barack Obama poco más de un año después de que ambos países retomaran los lazos diplomáticos. "El liderazgo de Jeff ha sido vital a lo largo de la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, y el nombramiento de un embajador es un paso adelante hacia el sentido común en una relación más normal y productiva entre nuestros dos países", explicó Obama.

DeLaurentis es jefe de la misión diplomática estadounidense en La Habana desde agosto de 2014 y tiene una "amplia experiencia en Cuba y América Latina", así como en las Naciones Unidas. "No hay ningún servidor público más adecuado para mejorar nuestra capacidad de comprometernos con el pueblo cubano y promover los intereses de Estados Unidos en Cuba que Jeff", aseveró el mandatario tras enviar su nombramiento al Senado estadounidense, que deberá confirmarlo.

Obama resumió las líneas de actuación en las que ya está trabajando el diplomático: "en temas que hacen avanzar los intereses nacionales de Estados Unidos, como la aplicación de la ley, la lucha contra las drogas, la protección del medioambiente, la lucha contra la trata de personas, la ampliación de las oportunidades comerciales y agrícolas, y la cooperación en la ciencia y la salud". El mandatario insistió en que el diplomático se ha involucrado con el pueblo cubano, y ha expresado y defendido los valores estadounidenses para defender los derechos humanos en la isla.

"El nombramiento de un embajador es un paso de sentido común hacia una relación más normal y productiva entre nuestros dos países", defendió Obama, cuya política con Cuba cuenta con importante oposición en las filas del Partido Republicano, sobre todo por parte de congresistas de origen cubano. "Incluso cuando sabemos que vamos a seguir teniendo diferencias con el Gobierno cubano", concedió. Obama toma la decisión a menos de cuatro meses de dejar la presidencia en manos de ganador de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre en Estados Unidos, que será su ex secretaria de Estado Hillary Clinton o el republicano Donald Trump.

LGC (dpa / EFE)

DW recomienda