1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Obama: "No hay excusa para actos criminales en Ferguson"

El presidente Obama condena los sucesos de Ferguson y justifica las protestas convocadas tras conocerse la dimisión del jefe de policía. Mientras que se busca a los culpables, los agentes heridos abandonan el hospital.

El presidente de Estados Unidos aseguró que no hay excusas que justifiquen los actos delictivos perpetrados durante la manifestación que tuvo lugar el miércoles (11.03.2015) en la ciudad de Ferguson, en Missouri, donde dos policías fueron heridos de gravedad en un tiroteo. Puesto que, según un informe del Departamento de Justicia, en la localidad se desarrollaron prácticas policiales con fuerte sesgo racial, el presidente Barack Obama justificó las protestas. “Lo que había estado ocurriendo en Ferguson era opresivo e inaceptable y era digno de protesta", dijo Obama en el programa de televisión de la cadena estadounidense ABC, “Jimmy Kimmel Live”.

A pesar de su afirmación, el presidente condenó lo ocurrido a posteriori. “Pero no había excusa para actos criminales, y quienquiera que hizo esos disparos no debería desviarnos de la cuestión. Son criminales. Necesitan ser arrestados", declaró. En las últimas horas, la policía ha desplegado un dispositivo especial con el fin de encontrar a los culpables, lo que ha provocado un aumento de la tensión en la ciudad.

Puesto que había convocados nuevas manifestaciones de protesta, las autoridades del condado de St. Louis y la Highway Patrol de Missouri asumieron las funciones de la duramente criticada policía local de Ferguson, informó la cadena de televisión CNN. Mientras tanto, los agentes heridos abandonaron el hospital en el que permanecían ingresados desde el miércoles (11.03.2015) por la noche.

USA, Polizei stürmt Haus in Ferguson

El dispositivo policial desplegado para encontrar a los culpables elevó la tensión en la ciudad de Ferguson.

Condenan los actos

La familia de Michael Brown, el adolescente afroamericano que murió el pasado verano a manos de la policía cuando iba desarmado, condenó asimismo los disparos efectuados contra los agentes, y denunció que “las acciones de los agitadores que actúan por su cuenta” arruinan la protesta pacífica. La manifestación en cuestión fue convocada horas después de que el polémico jefe de policía de Ferguson, Thomas Jackson, anunciara su dimisión, la cual se hará efectiva el próximo 19 de marzo.

“Lo que tenemos que hacer es garantizar que la gente de buena voluntad de los dos lados -policías que tienen un trabajo tremendamente duro y ciudadanos que comprensiblemente no quieren ser acosados por su raza- puedan trabajar juntos para encontrar buenas soluciones", dijo Barack Obama en el programa de la cadena ABC, y añadió: “Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que los que no respetan al otro lado, los que recurren a la violencia, son marginados”.

La polémica despertada por la publicación del informe ha dejado más consecuencias. Hace pocos días, la Corte Suprema de Missouri decidió transferir a un juez estatal los casos municipales de Ferguson con el fin de reformar el sistema y recuperar la confianza de la opinión pública, una vez ratificadas las malas prácticas policiales mediante el informe del Departamento de Justicia.

La investigación federal reveló que, en los últimos dos años, los ciudadanos afroamericanos de la ciudad, que suponen el 67% de la población, fueron objeto del 85% de las detenciones de tráfico, el 93% de los arrestos y el 88% de los casos en los que la policía empleó la fuerza

JC( Reuters, EFE, dpa)