1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cuba

Obama: “la historia juzgará la figura de Fidel Castro”

Tanto el mandatario saliente de EE.UU. como el recién electo Donald Trump entregaron su opinión sobre el líder cubano.

Ver el video 02:11

Trump califica de “brutal dictador” a Fidel

A través de un comunicado entregado por la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, manifestó su pesar por la muerte de Fidel Castro y ofreció la amistad de su país a Cuba tras la muerte del líder revolucionario.

En la misiva, el mandatario estadounidense asegura que "la historia registrará y juzgará el enorme impacto de su figura singular en el pueblo y en el mundo a su alrededor", señaló Obama.

Y agregó que "en los próximos días el pueblo cubano recordará el pasado y mirará al futuro. Mientras lo hace, debe saber que tiene un amigo y un socio en Estados Unidos". "Durante mi presidencia, trabajamos duro para dejar el pasado detrás de nosotros, persiguiendo un futuro en el que la relación entre nuestros dos países está definida no por nuestras diferencias, sino por todas la cosas que compartimos como vecinos y amigos", señaló el presidente saliente de EE.UU., destacando la contribución de los cubano-americanos a Estados Unidos.

Barack Obama impulsó la reanudación de las relaciones con Cuba después de más de medio siglo de ruptura y, ante la imposibilidad de levantar el embargo a la isla por la oposición en el Congreso, suavizó la medida dentro de lo que le fue posible con su poder presidencial.

Las palabras de Trump a Fidel

En una vereda completamente opuesta, el presidente electo Donald Trump reaccionó a la muerte de Fidel Castro con un mensaje en Twitter que decía: ¡Fidel Castro ha muerto! Horas después lo calificaría de “brutal dictador”, al tiempo que prometió hacer “todo lo posible” por la libertad del pueblo cubano por medio de un comunicado divulgado por la oficina de transición presidencial.

Trump agregó en el documento que Fidel “oprimió a su propio pueblo” y con su fallecimiento deja “un legado de fusilamientos, robo, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de derechos humanos fundamentales”.

“Si bien Cuba sigue siendo una isla totalitaria, mi esperanza es que hoy marque un alejamiento de los horrores soportados durante demasiado tiempo y hacia un futuro en el que el maravilloso pueblo cubano finalmente viva en la libertad que tanto merece”, agregó el magnate.

Al finalizar, Trump se dirige como presidente a los cubanos al decir que a pesar de que “las tragedias, muertes y dolor causadas por Fidel Castro no pueden ser borradas, nuestro Gobierno hará todo lo posible para asegurar que el pueblo cubano pueda iniciar finalmente su camino hacia la prosperidad y libertad”.

MN (dpa, efe)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema