1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama: “Histórico paso para relaciones entre pueblos de EE.UU. y Cuba”

Obama y Castro se confirmaron mutuamente el restablecimiento de sus relaciones diplomáticas, y que ese nuevo estatus se hará efectivo el próximo 20 de julio.

Jeffrey DeLaurentis (izq.), jefe de la Misión de los Intereses de Estados Unidos en La Habana entrega un sobre al ministro cubano de Exteriores, Marcelino Medina, este 1 de julio de 2015.

Jeffrey DeLaurentis (izq.), jefe de la Misión de los Intereses de Estados Unidos en La Habana entrega un sobre al ministro cubano de Exteriores, Marcelino Medina, este 1 de julio de 2015.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció que su Gobierno y el de Cuba restablecerán el próximo 20 de julio sus relaciones diplomáticas y abrirán embajadas en las respectivas capitales, al tiempo que instó al Congreso a levantar cuanto antes el embargo económico a la isla.

"Este es un histórico paso adelante en nuestros esfuerzos para normalizar las relaciones con el Gobierno y el pueblo cubanos, y comenzar un nuevo capítulo con nuestros vecinos en las Américas", dijo Obama en una declaración a la prensa desde la Casa Blanca.

Kerry izará bandera en La Habana

La nueva legación estadounidense se ubicará en el edificio de la Sección de Intereses con el que Estados Unidos opera desde 1977 en Cuba pese a carecer de relaciones diplomáticas, y que podrá colgar el cartel de "embajada" el próximo 20 de julio.

El secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, se convertirá este verano en el primer titular de Exteriores estadounidense en visitar Cuba desde 1945, un viaje todavía sin fecha fija que se producirá probablemente después del día 20, con la embajada ya activa. Durante esa visita, Kerry izará formalmente la bandera estadounidense en el exterior del edificio de la embajada, tal y como se espera que haga el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, en la embajada cubana durante su visita a Washington el 20 de julio.

La pelota está ahora en el campo del Congreso

No obstante, el anuncio no marca el fin del proceso de normalización completa de relaciones que, según reconocen ambos lados, no podrá cerrarse hasta que se levante el embargo impuesto a Cuba en 1962, algo que solo puede hacer el Congreso. "He pedido al Congreso que dé pasos para levantar el embargo que evita que los estadounidenses viajen o hagan negocios en Cuba", insistió hoy Obama. El mandatario pidió a los legisladores escépticos con su apertura hacia la isla que "escuchen" a los pueblos estadounidense y cubano y entiendan que la política de aislamiento "excluye a EE.UU. del futuro de Cuba y hace que la vida sea peor para el pueblo cubano".

Sus palabras no parecieron convencer a los líderes republicanos en el Congreso ni a los aspirantes a ocupar la candidatura de ese partido conservador en las elecciones presidenciales de 2016, como Jeb Bush o Marco Rubio, que rechazaron el acuerdo con Cuba. "Las relaciones con el régimen de los Castro no deberían ser revisadas, y mucho menos normalizadas, hasta que los cubanos disfruten de la libertad, y ni un segundo antes", dijo el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano John Boehner.

JOV (efe, whitehouse.gov)