1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama envió una carta secreta al ayatolá iraní, Ali Jamenei

Según Wall Street Journal, la carta decía que la cooperación entre Estados Unidos e Irán en la lucha contra Estado Islámico estaba vinculada al logro de un acuerdo entre Teherán y otros países sobre su programa nuclear.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, envió una carta secreta al líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, el mes pasado, en la que resaltaba el interés compartido de los dos países en combatir a los milicianos de Estado Islámico en Irak y Siria. El diario estadounidense Wall Street Journal cita a personas informadas sobre la carta. Los funcionarios del Gobierno de Obama declinaron discutir la misiva con el medio. "Funcionarios de la administración no desmintieron la existencia de la carta al ser consultados por diplomáticos extranjeros en los últimos días", asegura el WSJ.

El diario también relata que Obama instó asimismo al líder supremo iraní a avanzar para alcanzar un acuerdo en las negociaciones nucleares. Por su parte, Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, dijo hoy (06.11.2014) que la política de la Casa Blanca hacia Irán -país con el que Estados Unidos no tiene relaciones bilaterales- no ha cambiado y rehusó comentar sobre la misiva, pues no se encontraba en posición de "discutir correspondencia privada entre el presidente y cualquier líder mundial", comentó. Sí quiso asegurar que "la política que el presidente y su Administración han articulado hacia Irán se mantiene sin cambios".

John Boehner: "Irán no es un socio fiable"

Earnest recordó que Estados Unidos ha hablado "en un par de ocasiones" con Irán sobre la campaña global en contra del grupo yihadista Estado Islámico. El portavoz subrayó que, como ha dicho previamente el Gobierno, Estados Unidos no cooperará militarmente con Irán en ese esfuerzo ni compartirá información de inteligencia. John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, dijo por su parte en otra rueda de prensa que Irán no es un socio fiable y se opuso a que el país participe en la lucha contra el EI.

El propio Obama se refirió ayer a Irán, diciendo que no estaba seguro de que este país acepte el acuerdo que su país y otras potencias mundiales presentaron a Teherán para resolver el conflicto por su programa nuclear, pero consideró que es una oportunidad que "debería aprovechar". El mandatario apuntó que el acuerdo permitiría a Irán cumplir con sus necesidades de energía y a la vez mostrar al mundo que no está intentando fabricar armas nucleares. Obama consideró que las negociaciones son "constructivas", pero apuntó que en las próximas semanas se podrá vislumbrar si es posible cerrar un acuerdo al respecto antes del plazo, que concluye el 24 de noviembre.

MS (dpa/efe)