Obama en el Medio Oriente | El Mundo | DW | 20.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama en el Medio Oriente

La prioridad de Obama al visitar el Medio Oriente –su primer viaje a la región desde que asumió la presidencia de EE.UU.– no es el proceso de paz israelí-palestino, sino aclarar los malentendidos que empañan su imagen.

Aunque Barack Obama hablará con los líderes israelíes y palestinos sobre la conveniencia de darle un nuevo impulso al proceso de paz, el hombre fuerte de Washington ha dejado saber que no les presentará plan alguno para estimular las negociaciones durante su visita al Medio Oriente, la primera desde que asumió la presidencia de Estados Unidos. Varios analistas sostienen que el viaje –que comenzó este miércoles (20.03.2013)– tiene como propósito disipar las acusaciones de que su Gobierno no apoya a Israel con la contundencia que debería.

Ese reproche es blandido de manera recurrente tanto por políticos israelíes como por parlamentarios estadounidenses del partido republicano, a pesar de que la administración Obama no ha dejado de respaldar a Tel Aviv militar y económicamente. Las críticas se han hecho cada vez más frecuentes desde marzo de 2010, cuando Obama se negó a dar una rueda de prensa conjunta con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y se retiró abruptamente de un encuentro bilateral sostenido en Washington.

Las relaciones entre ambos estadistas se han mantenido frías desde entonces. De ahí que Aaron David Miller, quien ha asesorado en todo lo que compete al Medio Oriente a seis ministros de Exteriores estadounidenses –tanto republicanos como demócratas–, describa la actual gira de Obama por la región como “un intento de aclarar los malentendidos que lo hacen ver como un presidente hostil de cara a Israel y sin conexión emocional con ese país”. Ahora, el mandatario no se dirigirá a los miembros de la Knesset, sino a la población israelí.

Obama und Netanjahu Treffen Washington

Las relaciones entre Netanyahu y Obama se han mantenido frías desde marzo de 2010.

Supervivencia política

El presidente israelí, Shimon Peres, ve la visita de Obama como una buena oportunidad para espolear el proceso de paz israelí-palestino; pero es poco probable que el estadounidense presione a Netanyahu para que detenga la construcción de asentamientos en los territorios palestinos ocupados por Israel; uno de los factores que obstruyen las conversaciones entre las partes en discordia en lugar de propiciarlas. La agenda estará dominada por otros temas: la situación política en Egipto y Siria, y el desarrollo de energía nuclear en Irán.

“Las sanciones contra Irán no están surtiendo efecto y si la diplomacia tampoco funciona, Obama se verá obligado a sopesar la posibilidad de usar la amenaza militar contra Teherán”, comenta Miller en entrevista con DW. No obstante, cabe preguntarse: ¿qué hay de las expectativas de los palestinos frente al viaje de Obama al Medio Oriente? “La supervivencia política de los líderes palestinos actuales depende de que haya progresos en la búsqueda de un Estado palestino independiente”, señala Khaled Elgindy, del think tank estadounidense Brookings.

A juicio de Elgindy, el presidente palestino, Mahmud Abbas, cuenta desde hace mucho tiempo con el compromiso que Estados Unidos muestre en esta materia. El optimismo con que Obama contemplaba el proceso de paz al comenzar su mandato ha dado paso a una mezcla de resignación y desinterés; los obstáculos que frenan las negociaciones parecen haberlo convencido de esperar circunstancias más alentadoras: una iniciativa israelí-palestina para reiniciar las conversaciones o sucesos que hagan insostenible el status quo.

Autores: Christina Bergmann / Evan Romero-Castillo

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda