Obama en Berlín: ″Tenemos que hacer historia″ | Alemania | DW | 19.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Obama en Berlín: "Tenemos que hacer historia"

En un discurso con diversas alusiones a acontecimientos históricos de la segunda mitad del siglo XX, Obama apeló frente a la berlinesa Puerta de Brandeburgo a los retos que el mundo enfrenta en el futuro.

El político, que goza de gran popularidad en Alemania, pese a que muchas de sus promesas electorales aún esperan ser cumplidas,aprovechó la referencia histórica del Muro de Berlín y la Guerra Fría para anunciar la reducción de hasta un tercio del arsenal nuclear estadounidense si consigue que Rusia haga lo propio. "Como presidente he reforzado nuestro empeño en impedir la proliferación de armas nucleares y estoy dispuesto a reducir hasta en un tercio el arsenal estadounidense de armas nucleares estratégicas", sostuvo en su esperado discurso ante más de 4.000 invitados reunidos en la Puerta de Brandeburgo.  "Podemos forjar un nuevo marco internacional para el uso pacífico de la energía nuclear y para controlar la nuclearización que buscan Corea del Norte e Irán". Con ese objetivo, Obama anunció que Estados Unidos acogerá en 2016 una cumbre sobre desarme nuclear.

Ver el video 02:35

Obama en Berlín

El mandatario estadounidense aludió a otros retos futuros, como el cuidado del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, que calificó de "amenaza global de nuestros tiempos".  También reconoció la necesidad de controlar el uso de tecnologías como los polémicos drones y mejorar la situación de las zonas más pobres del mundo. Así mismo, apeló al espíritu de aquellos que lucharon por la libertad cuando Berlín estaba dividida y urgió a las democracias occidentales a no caer en la tentación de perseguir solo los intereses propios y dar la mano a otros pueblos ansiosos de libertad y prosperidad, como los de Afganistán o Birmania.  "La complacencia no es el carácter de las grandes naciones. Esa lucha sigue adelante", previno. Además se refirió a la política de austeridad impuesta por Alemania al resto de países de la Unión Europea: "Cuando constatamos que el desempleo juvenil sube demasiado, también en algún momento tenemos que cambiar el enfoque para garantizar que no se pierda una generación", advirtió ante la mirada de Merkel. "No podemos desviar la vista de la creciente desigualdad ni del sufrimiento de la juventud desempleada".

"We have to make history"

"El Muro pertenece a la historia. Pero nosotros también tenemos que hacer historia", aseguró Obama. El discurso del mandatario coincidió prácticamente con los 50 años del legendario "Ich bin ein Berliner" ("Soy un berlinés"), pronunciado por John F. Kennedy en 1963 ante un Berlín recién dividido. Al margen del valor simbólico otorgado a este hecho, la mayor parte de su agenda en Berlín y su encuentro con la canciller Angela Merkel quedaron marcados por polémicas previas, comenzando por el controvertido programa de espionaje en Internet que lleva adelante la Inteligencia estadounidense. "Nuestros programas están sujetos a la ley y enfocados en las amenazas a nuestra seguridad, no en las comunicaciones de la gente normal", explicó Obama para disipar los temores que planteó el llamado programa PRISM. "Ayudan a afrontar peligros reales y la seguridad de la gente en Estados Unidos y aquí, en Europa"., agregó.

Obama anunció la intención de EE. UU. de reducir hasta un tercio su arsenal nuclear.

Obama anunció la intención de EE. UU. de reducir hasta un tercio su arsenal nuclear.

Ese programa generó fuertes críticas en Alemania, un país especialmente celoso de la privacidad y la protección de datos. En solo cuatro días se juntaron más de 28.000 firmas en Internet para pedir a Merkel que protestara ante Obama por el espionaje electrónico. Por su parte, el partido político de Los Verdes ideó irónicamente el eslogan "Yes, we scan", aludiendo al célebre lema  "Yes, we can", repetido por Obama en su campaña de 2008. 

Obama también abordó el espinoso tema del campo de detención en Guantánamo, cuyo cierre había prometido como candidato en un discurso en 2008 en Berlín ante el júbilo de una multitud. "Mi política sigue siendo que quiero cerrar Guantánamo", repitió en la conferencia de prensa junto a Merkel. "Pero fue más difícil de lo que esperaba, porque hubo una resistencia considerable del Congreso en cuestiones en las que necesito su aval".

MS/ dpa/Editor: PK

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema