Obama deja atrás ″una larga temporada de guerra″ | El Mundo | DW | 28.05.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama deja atrás "una larga temporada de guerra"

El presidente norteamericano explica en la gracuación de la Academia Militar de West Point las líneas de su política exterior.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, anunció hoy la creación de un fondo de unos 5.000 millones de dólares (3.700 millones de euros) para ayudar a otros países a combatir el terrorismo. "Pido al Congreso que apoye un nuevo fondo antiterrorista de 5.000 millones de dólares", dijo Obama, durante el discurso de graduación que pronunció en la academia militar de West Point, en Nueva York, y en el que sentó las bases de lo que será la política exterior de Estados Unidos en los próximos años.

"Estos recursos nos darán flexibilidad para cumplir diferentes misiones, incluido el entrenamiento de fuerzas de seguridad en Yemen en ofensiva contra Al Qaida, apoyar una fueza multinacional capaz de mantener la paz en Somalia, trabajar con nuestros aliados europeos para entrenar una fuerza de seguridad funcional y una policía fronteriza en Libia y facilitar las operaciones francesas en Mali", precisó Obama, quien, sin embargo, desestimó la posibilidad de enviar tropas a Siria, en guerra desde hace tres años.

Obama Rede West Point Akademie Außenpolitik USA

Obama, en un momento de su discurso ante los cadetes recién licenciados de la Academia Miilitar de West Point.

Fin de ciclo

Pero eso "no significa que no debamos ayudar a la población de Siria a levantarse contra un dictador que bombardea y mata de hambre a su gente", agregó. Obama subrayó que ayudar a "aquellos que luchan por los derechos de todos los sirios" para que decidan su futuro es una forma también de combatir el "creciente numero de extremismos" que, según dijo, encuentran un "refugio seguro" en el "caos".

El mandatario estadounidense prometió también dar apoyo a los países vecinos, como Jordania, Líbano, Turquía e Irak, que están acogiendo refugiados sirios, para combatir a os terroristas que operan en la frontera. Obama quiso evitar que pueda interpretarse debilidad en este cierto repliegue de su presencia militar en el mundo, y dijo que ahora que empieza a dejar atrás una "larga temporada de guerra" (en clara alusión a Irak y Afganistán), Estados Unidos "pocas veces ha sido más fuerte respecto al resto del mundo".

Retos actuales

"Las acciones recientes de Rusia en Ucrania recuerdan a los días en los que los tanques soviéticos entraron en el este de Europa. Pero esto no es la Guerra Fría", dijo Obama, argumentando que lejos de tratarse de un enfrentamiento de dos bloques como entonces, hoy Rusia está "aislada" en su posición.

"Nuestra capacidad de dar forma a la opinión mundial ayudó a aislar a Rusia de inmediato. Debido al liderazgo estadounidense, el mundo condenó inmediatamente las acciones de Rusia", alegó. El presidente describió la situación en Ucrania como uno de los "nuevos peligros" que enfrenta el mundo, entre los que citó "la agresión de Rusia contra antiguos Estados soviéticos" o "la preocupación de los vecinos de China por el poder económico y el alcance militar" de esa potencia.

LGC (dpa / EFE)