1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama defiende cooperación de EE.UU. con Arabia Saudita

El mandatario estadounidense llegó a Riad para presentar sus condolencias por la muerte del rey Abdullah y reunirse con su sucesor.

Una breve visita de algunas horas realizó este martes (27.01.2015) el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Arabia Saudita, para presentar sus condolencias por el deceso del rey Abdullah y reunirse, en un almuerzo, con su sucesor, el rey Salman. El mandatario estadounidense llegó a Riad junto a su esposa Michelle y una delegación de 30 miembros, procedente de Nueva Delhi.

La visita tenía como objetivo, además, estrechar las estratégicas relaciones entre ambos países, que luchan en conjunto contra el grupo yihadista Estado Islámico. Sobre la mesa de asuntos para tratar también estuvieron la seguridad en el Golfo Pérsico, la crisis en el Yemen y las consultas sobre el programa nuclear iraní, según el diario saudita Al Hayat. Riad es uno de los principales aliados de Washington en la región.

No existen indicios de que estos lazos vayan a sufrir grandes cambios en la nueva etapa que acaba de comenzar el recién estrenado monarca saudita, como tampoco está previsto que varíen sobremanera el resto de sus políticas. En un comunicado de la Casa Blanca, el presidente estadounidense valoró la “sincera y cálida amistad” entre ambos países, que se vio reforzada durante el mandato de Abdullah.

Derechos humanos

La delegación que acompañó a Obama a Riad estaba compuesta por el secretario de Estado, John Kerry, el director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, y el jefe del Mando Central estadounidense, Lloyd Austin. Arabia Saudita ha estado en el foco de atención internacional debido a la condena de diez años de prisión y mil latigazos que recayó sobre el bloguero Raif Badawi, acusado de haber criticado al islam.

Consultado sobre esto por la cadena CNN, el presidente estadounidense dijo que “a veces tenemos que hacer un equilibrio entre nuestra necesidad de hablar con ellos sobre asuntos de derechos humanos, con las preocupaciones inmediatas que tenemos en relación a la lucha contra el terrorismo o el manejo de la estabilidad regional”. Aseguró, sin embargo, que su gobierno hará una presión “constante y directa” ante Riad para enfrentar estos temas.

DZC (dpa, EFE)