1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama calma a aliados del Golfo tras acuerdo con Irán

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió a seis países del Golfo Pérsico que su país está "preparado" para defenderlos ante amenazas externas, pero no habrá un tratado formal de seguridad mutua.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió a Baréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos que su país está preparado para defenderlos ante amenazas externas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió a Baréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos que su país está "preparado" para defenderlos ante "amenazas externas".

Junto con Israel, los seis países del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo (CCEAG), Baréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, han sido críticos respecto del acuerdo de principios entre Estados Unidos e Irán, que apunta a lograr un pacto definitivo antes de julio, y lo que este representa para la seguridad en la región.

De ahí que Obama les prometiera en una cumbre celebrada este jueves (14.05.2015) que su país está "preparado" para defenderlos ante "amenazas externas", con el uso de la fuerza si es necesario, aunque no habrá un tratado formal de seguridad mutua, como algunas de esas naciones buscaban.

Obama, aseguró al término de la cumbre, que los líderes de los seis países con los que se reunió le expresaron su respaldo a un acuerdo nuclear con Irán que sea "exhaustivo y verificable", y dijo que ninguno de ellos busca una confrontación "perpetua" con Teherán. Las garantías que ofreció el gobierno de Estados Unidos a sus aliados árabes fueron "bien recibidas" durante las conversaciones, había asegurado antes el asesor de seguridad nacional Ben Rhodes.

"Garantías muy claras"

El asesor de Obama destacó asimismo que Washington comparte con sus socios árabes la preocupación por ciertas actividades de Irán, pero señaló que los países de la región verán "garantías muy claras sobre el carácter de nuestros compromisos de seguridad hacia el CCEAG".

Entre los países árabes genera particular preocupación la perspectiva de que se anulen las sanciones económicas contra Teherán, ya que consideran que eso podría volver a llenar las arcas de Irán y, en consecuencia, fomentar la financiación iraní de actividades que desestabilizan la región. Como contrapartida para someter su programa nuclear a las regulaciones fijadas en un futuro un pacto nuclear con las potencias occidentales, Irán exige justamente que se anulen las sanciones que rigen actualmente en su contra.

Promesa y advertencia

Rhodes aseguró que su país apunta precisamente a tomar medidas que garanticen que Irán no desarrolla armas nucleares, algo que en definitiva debería ayudar a frenar la carrera armamentística en la región. Además, su país ofreció medidas concretas de cooperación con los países del Golfo: Estados Unidos colaborará para reforzar la seguridad marítima integrando los sistemas de defensa regionales, operaciones de contraterrorismo y ejercicios militares, apuntó.

Asimismo, Rhodes dejó claro que EE.UU. no va a "hacer uso" de su cooperación en seguridad para "tratar de forzar cambios" en los sistemas políticos de esos países, aunque advirtió de que parte de esa ayuda puede quedar "en suspenso" en caso de preocupaciones sobre su posible utilización para acciones represivas.

Si bien el encuentro de este jueves (14.05.2015) fue anunciado como una cumbre de líderes, sólo dos de los países, Kuwait y Qatar, enviaron a sus jefes de Estado. El resto no concurrió alegando distintos motivos, lo algunos analistas en Washington interpretaron como un desaire a Obama. En las reuniones se abordaron además la lucha contra los rebeldes hutíes en Yemen y contra la milicia Estado Islámico (EI) en Irak y Siria, además de la situación de caos en Libia.

RML (dpa, efe)