1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Nuevo revés para el PP español tras su desplome electoral

El juez que investiga un grave caso de corrupción en el seno del partido que gobierna España, que salió a la luz gracias a los llamados "papeles de Bárcenas", confirmó que existió durante años una contabilidad paralela.

El magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz cerró hoy (23.03.2015) la investigación del llamado "caso de los papeles de Bárcenas" y propuso llevar a juicio a seis personas por diversos delitos, entre ellas, a tres extesoreros del Partido Popular (PP). Uno de ellos es Luis Bárcenas, el hombre que controló durante dos décadas las cuentas de la formación que hoy gobierna en España. Tras pasar 19 meses en prisión preventiva, imputado por varios delitos, Bárcenas fue puesto en libertad el pasado mes de enero a cambio de una millonaria fianza.

El juez Ruz, que instruye los casos de corrupción que golpean al Partido Popular, que preside Mariano Rajoy, dio por acreditada la existencia de una contabilidad B al menos durante 18 años en la formación conservadora española, según sostuvo en un auto notificado hoy. Por otro lado, Ruz archivó la causa respecto a 22 imputados, entre ellos, el ex ministro Ángel Acebes -que dirigió diversas áreas en el Gobierno de José María Aznar- y varios empresarios que figuran como pagadores en la contabilidad secreta que registró el extesorero.

Un momento especialmente amargo

A lo largo de 190 folios, el juez detalla la investigación realizada tras la aparición de los llamados "papeles de Bárcenas", unas notas manuscritas publicadas a principios de 2013 por el diario español El País, en las que el extesorero recogía supuestos pagos en B en el PP, según dijo él mismo al juez. Ruz considera que queda "indiciariamente acreditado" que la formación política se sirvió de diversas fuentes de financiación "ajenas al circuito económico legal" desde 1990 hasta al menos 2008.

Según el magistrado, esto le habría permitido operar con varios sistemas de cuentas, que registraron entradas y salidas de dinero al margen de la contabilidad oficial declarada por el partido y presentada ante el Tribunal de Cuentas y que habrían funcionado "a modo de contabilidad paralelas, cajas de dinero en efectivo o cajas B".

El cierre de la causa sobre los "papeles de Bárcenas" coincide con un momento amargo para el PP, que el domingo sufrió un desplome sin precedentes en los primeros comicios del año en España, celebrados en la región de Andalucía.

MS (dpa/efe)