1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nuevo Charlie Hebdo: reacciones en el mundo árabe

La nueva edición de Charlie Hebdo provoca reacciones y debates en el mundo árabe. Mientras más moderados los medios, más intensa la discusión en las redes sociales.

¿Mahoma? Querer buscarlo en la prensa del mundo árabe es prácticamente imposible. Por lo menos, como caricatura, como el profeta que la revista satírica francesa representó llorando una semana después del atentado. El profeta llora por la violencia causada supuestamente en nombre del Islam, pero no sale en los grandes periódicos árabes.

Casi todos los periódicos de Argelia, Egipto o Arabia Saudita decidieron mencionar solo al margen la nueva publicación de la revista francesa. Algunos reaccionaron con caricaturas, si bien con posiciones muy dispares. El diario tunecino Al Fajr representó a un yihadista sobre una bomba con forma de mundo. El mensaje: los terroristas islámicos destrozan el mundo en el que ellos también viven. Por otra parte, el medio argelino Al Djumhouria dio una visión muy distinta. Una imagen de un judío enorme que muestra el muñeco de un musulmán aterrorizando a una mujer recordaba al antisemitismo del nacionalsocialismo. Los verdaderos enemigos son los judíos, daba a entender esa caricatura.

¿Reacciones para todos?

Otras publicaciones, como el diario londinense ”Al Arabai al Jadeed,” abordaron ampliamente el tema.La línea entre libertad de opinión y discurso del odio es a veces muy fina”, dice el comentarista Azmi Bishara: “Deberíamos preguntarnos si las caricaturas de profetas de esta u otras religiones realmente perjudican su imagen. ¿Son casos como estos razón suficiente para que millones de musulmanes se levanten arriesgando su futuro, sus planes y sus relaciones con otras naciones y pueblos?”.

Sí, respondían rotundamente no pocas voces en Internet. En Twitter, por ejemplo, se leían comentarios coléricos o incluso cínicos: “Charlie Hebdo escupe de nuevo al islam a la cara” o “Vengaremos a nuestro líder Mahoma”. Otros no terminan de condenar del todo el atentado: “El Islam es una religión pacífica. Reírse de una religión no es libertad de expresión sino odio”. Y entretanto, algunos recurren al trasfondo político del atentado: “La causa última es la debilidad del mundo islámico, sus dinastías dominantes corruptas y débiles”.

Turquía y Egipto

Más difícil lo tuvieron algunos medios en Turquía. Tras publicar publicar la imagen de Charlie Hebdo en Internet, sus páginas fueron bloqueadas por decisión judicial. Además, según el periódico “Cumhuriyet”, la policía detuvo la noche anterior un camión con su última edición después de haber anunciado que publicarían páginas de Charlie Hebdo por solidaridad y por la libertad de prensa.

Charlie Hebdo en el diario turco Cumhuriyet.

Charlie Hebdo en el diario turco Cumhuriyet.

Aún más contundente fue la reacción en Egipto, donde la Oficina de Asuntos Legales del Islam (Dar al-Iftaa) advirtió de antemano de una provocación no justificable y de una nueva ola de odio entre las comunidades musulmanas de Occidente: “La revista impide la coexistencia pacifica y el dialogo entre civilizaciones“, criticaba. “Es un peligro contra los valores humanitarios, al libertad la diversidad cultural, valores irrenunciables para mantener la paz social”, continuaba esta institución que hace una semana condenaba el atentado.

Entre tanta tensión, también hubo quien calificó las reacciones de exageradas: “Si Charlie Hebdo publicó una caricatura del profeta… ¿qué más da? Si se publican caricaturas por el mundo sobre iconos religiosos, ¿deberíamos declarar la guerra a todos e ir por ellos con cuchillos importados de China y gorras de beisbol de Estados Unidos?”