1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Nuevo capítulo en la denuncia contra Cristina Fernández

El fiscal que tomó el testigo la investigación del caso AMIA tras el fallecimiento de Alberto Nisman apeló hoy la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar la denuncia contra la presidenta de Argentina.

Gerardo Pollicita, el fiscal que retomó la denuncia del fallecido Alberto Nisman contra la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, apeló este miércoles (04.03.2015) la decisión del juez Daniel Rafecas de desestimar la acusación por falta de pruebas. La denuncia contra Fernández la acusaba de haber encubierto a los sospechosos del atentado antisemita contra la sede de la AMIA en Buenos Aires, que dejó 85 muertos.

En su requerimiento, Pollicita considera que la resolución de Rafecas "descarta en forma anticipada y prematura las hipótesis traídas a conocimiento a través de la denuncia" de Nisman. "La decisión de proceder al cierre inmediato del sumario, sin realizar ninguna de las medidas que habían sido propuestas en el requerimiento de instrucción, impide contar con información esencial", apunta Pollicita, quien, tras solicitar la imputación de la presidenta, había pedido al juez la realización de medio centenar de pruebas.

En su presentación, Pollicita explica que "consideró relevante abordar, dada la repercusión pública que cobró el suceso", las circunstancias expuestas por Nisman, ya que "podrían configurar en el peor de lo casos meros actos preparatorios no punibles de aquel malogrado delito de encubrimiento". Para el fiscal, el dictamen de Rafecas "contiene afirmaciones categóricas claramente opuestas a las posiciones igual de extremas defendidas por el Dr. Nisman en su denuncia, lo cual persuade acerca de que resulta prudente y razonable abrir la investigación propuesta por esta Fiscalía".

El Gobierno eleva el tono contra Nisman

Pollicita presentó el recurso de apelación ante el juzgado que encabeza Rafecas, quien deberá decidir si hace lugar al pedido y, de concederlo, la causa pasará a alguna de las dos salas de la Cámara Federal. Gerardo Pollicita se hizo cargo de la acusación tras la misteriosa muerte de Nisman, quien apareció con un disparo en la cabeza y un arma al lado de su cuerpo cuatro días después de presentar la denuncia contra el Gobierno. En el escrito de apelación de Pollicita, publicado en la página web de la procuraduría, el fiscal apunta que "una hipótesis criminal de inusitada gravedad y trascendencia institucional, como la presentada por el Dr. Nisman, demanda la realización de todos los esfuerzos posibles para intentar alcanzar la verdad real de lo sucedido".

El Gobierno argentino, por su parte, difundió precisamente hoy un mensaje oficial en el que elevó sus críticas contra Nisman, asegurando que su denuncia solo buscaba "generar un efecto político desestabilizador". "Desestimada la denuncia, queda preguntarse qué objetivos perseguía el fiscal Nisman con su denuncia plagada de contradicciones, carencia lógica y sustento jurídico", rezaba el texto del Ejecutivo, difundido este miércoles por los principales diarios del país. Por otro lado, según informó el portal Infojus, dependiente de Ministerio de Justicia argentino, Nisman estaba "en un estado de embriaguez elevado" en el momento de su muerte. Así se desprende del informe toxicológico redactado por el equipo forense. El fiscal tenía 1,73 gramos de alcohol por litro de sangre en el momento de morir. Infojus también apunta que los investigadores hallaron en la vivienda una botella de vodka "abierta y a medio consumir".

MS (rtrla/efe)