1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nuevo atentado del Estado Islámico sacude a Yemen

Un coche bomba explotó cerca de una mezquita en la capital yemení, matando a tres personas. Arabia Saudita, en tanto, continuó con sus bombardeos.

Al menos tres personas murieron y dos resultaron heridas este sábado (20.06.2015) en Saná, la capital de Yemen, luego de que un coche bomba explotara cerca de la mezquita Qubat al Mahdi, justo cuando los fieles salían de realizar sus oraciones del mediodía. La explosión también causó daños a edificios y viviendas del casco viejo de Saná, donde hay construcciones de gran valor histórico, algunos catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El atentado fue reivindicado por el grupo radical Estado Islámico a través de Twitter. En un comunicado, los yihadistas apuntan que el ataque tenía como objetivo causar bajas en las fuerzas hutíes, que controlan Saná desde septiembre de 2014, cuando expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, quien está exiliado en Arabia Saudita. Sin embargo, la mezquita no parece tener relación con el grupo chiíta al que pertenecen los hutíes.

El EI dijo que la acción fue una “venganza” contra los chiítas, a los que considera herejes. El miércoles 17 de junio, el grupo yihadista se adjudicó la responsabilidad de la explosión de cuatro coches bomba que provocaron la muerte a cuatro personas y heridas a unas 50 personas cerca de mezquitas en Saná y en las instalaciones centrales de los hutíes. Aparentemente, el EI busca desestabilizar aún más el país.

Ataques de Arabia Saudita

Poco después de la explosión en la mezquita de Qubat al Mahdi, los servicios de seguridad desactivaron otro coche bomba, esta vez estacionado en las cercanías de la mezquita Al Falih, también ubicada en el casco histórico de la ciudad. El vehículo estaba muy cerca del que causó la primera explosión. La crisis política que vive Yemen parece campo abonado para el surgimiento de grupos radicales y de ramas locales de movimientos como el EI.

En tanto, Arabia Saudita y la coalición árabe que bombardea las posiciones de los rebeldes hutíes continuaron este sábado con las misiones, luego del fracaso de los diálogos de paz que tuvieron lugar durante la semana en Ginebra. Uno de los objetivos del castigo aéreo de los aviones saudíes fue el aeropuerto de la capital, al igual que la norteña provincia de Sadaa, feudo de los hutíes.

DZC (EFE, Reuters, dpa)