Nuevo acuerdo entre Rusia y China para suministro de gas | El Mundo | DW | 09.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nuevo acuerdo entre Rusia y China para suministro de gas

Ambos países prometieron expandir su cooperación mutua, pese a los "cambios en el escenario internacional". "A medio plazo" los suministros a China podrían ser mayores que a Europa, dijo el presidente de Gazprom.

Tras un encuentro en Pekín entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y el jefe de Estado y partido chino, Xi Jinping, hoy (09.11.2014) se firmó un nuevo acuerdo marco entre ambos países para los nuevos suministros de gas a partir de 2019. La reunión tuvo lugar antes del inicio mañana lunes de la cumbre del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC). Ambas partes firmaron una declaración de intenciones que fija las condiciones para el suministro de gas a través de una ruta por el oeste que une las reservas rusas en Siberia occidental con China. Así lo informó la agencia de noticias rusa Itar-Tass.

El acuerdo contempla suministros anuales de 30.000 metros cúbicos de gas durante 30 años. Para hacerlo posible será necesario construir un nuevo gasoducto. Según medios locales, los dos países firmaron un total de 17 documentos sobre cooperación en el sector del gas natural, entre ellos un memorándum de entendimiento mutuo entre la compañía estatal rusa Gazprom, la mayor extractora de gas natural del mundo, y el grupo chino CNOOC.

Cooperación a pesar de los cambios

Ambos países prometieron además expandir su apoyo y cooperación mutua, pese a los "cambios en el escenario internacional", según la agencia rusa. "Sean cuales sean los cambios en la situación internacional, debemos seguir la línea elegida, expandir y desarrollar la cooperación mutua beneficiosa para ambos", dijo el líder chino. Putin señaló, por su parte, que la cooperación bilateral es "extremadamente importante". El acuerdo de suministro se suma al ratificado en mayo para entregar más de 38.000 millones de metros cúbicos anuales durante 30 años por unos 40.000 millones de dólares, a través de una ruta oriental.

"A medio plazo" los suministros a China podrían ser mayores que a Europa, dijo el presidente de Gazprom, Alexei Miller. El nuevo negocio podría reducir la dependencia de Rusia del mercado europeo, que también se sirve de las reservas de Siberia occidental, en el marco de las tensiones por el conflicto ucraniano y las sanciones occidentales contra Rusia. Desde entonces, los lazos con China se han estrechado.

MS (dpa/rtrla)