1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Nueva súper modelo

Después de dos rubias y una pelirroja esta vez le tocó el turno a una morena. Alemania tiene su nueva súper modelo: Sara Nuru.

default

Sara Nuru

La cuarta edición del concurso televisivo "Alemania busca su próxima súper modelo", organizado, y conducido por el símbolo de la belleza alemana Heidi Klum, llegó a su final y por primera vez una joven de piel oscura y con raíces africanas alcanzó el título.

Sara Nuru, cuya familia es originaria de Etiopía, tiene 19 años, nació en Erding, población en las afueras de Múnich, ciudad en la que reside, es estudiante de secundaria, mide 176 centímetros y, según el diseñador italiano Roberto Cavalli, "su futuro se encuentra en las grandes pasarelas del mundo de la moda" como sucesora de las más famosas modelos negras: Naomi Campbell, Alek Wek, Tyra Banks e Iman.

"Yes, she can"

Los seguidores de Sara que asistieron a la ceremonia de premiación, llevada a cabo ante 15.000 espectadores en Colonia y cuya transmisión fue seguida por más de tres millones de televidentes, exhibieron una pancarta de apoyo en la que se leía "Yes, she can", una adaptación del slogan de la campaña electoral de Barack Obama.

Lo que en Estados Unidos funcionó haciendo historia, también tuvo su efecto en Alemania: Obama es el primer presidente negro; Sara es la primera súper modelo negra elegida en un concurso alemán que en sus versiones anteriores había coronado ya a dos rubias (Lena Gercke, 2006, y Jennifer Hof, 2008) y una pelirroja (Barbara Meier, 2007).

La nueva súper modelo se impuso en reñida competencia a la rubia Mandy Bork, y sus premios consisten básicamente en trabajo, trabajo y más trabajo: aparición en la portada de la revista Cosmopolitan que se publica en el mes de julio en Alemania y Singapur, así como posar para una campaña publicitaria de la firma de cosméticos Mayballini Jade y servir de imagen de la nueva colección de la cadena de tiendas de ropa C&A.

Sara Nuru mit Mandy und Heidi Klum

Sara Nuru (dcha.) junto con la candidata Mandy (centro) y Heidi Klum: lágrimas de felicidad.

Belleza diferente

No sólo el color de la piel hacen de Sara Nuru una belleza diferente en Alemania, también su especial sentido del humor le ganó la aceptación del público, especialmente cuando confesó lo que para una modelo es absoluto tabú: su relación con la comida. "¿Qué cuáles son mis pasatiempos? ¿Es comer un pasatiempo? Eso es lo que más me gusta hacer" dijo sin ocultar que su cintura, con un contorno de 66 centímetros, no es exactamente "ideal".

Sara reconoce que no es "para nada ambiciosa", quizás por ello fue a su novio Philipp al que le tocó convencerla de inscribirse en el concurso, y también el encargado de llevarla a la sesión en la que se seleccionaron a las candidatas al concurso que al final ganaría compitiendo contra 21.000 aspirantes al título de "próxima súper modelo " de Alemania.

Completa integración

La elección de Sara Nuru es un nuevo paso adelante que se da en Alemania rumbo a una sociedad multicultural y multirracial opinan algunos medios de comunicación; la ganadora, por su parte, declaró que "jamás me he sentido discriminada por el color de mi piel" y dijo que su familia, emigrantes etíopes que llegaron al país en 1986 y se asentaron en la conservativa localidad bávara de Grünbach, poblada por 550 habitantes, "fue recibida con el corazón".

"Yo nací aquí, Alemania es mi país y espero que mi victoria le dé valor a otras jóvenes para entender que no importan ni el color de la piel, ni el origen, ni la religión", dijo la nueva representante de la elite de las modelos alemanas.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Pablo Kummetz