1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Naturaleza

Nubes: ¿pueden ayudar a predecir el cambio climático?

Aunque las veamos todos los días, las nubes siguen siendo un misterio para los científicos, porque hasta ahora impiden las predicciones del cambio climático. Pero un nuevo atlas podría cambiar dicha situación.

Nada puede superar la agradable sensación de mirar cómo pasan las nubes, sentado sobre el césped. Estas esponjosas amigas blancas son una presencia constante y reconfortante. Pueden incluso parecer una parte familiar de nuestras vidas. De hecho, ellas son uno de los aspectos menos comprendidos de nuestro medio ambiente. Y esto origina mucho dolor de cabeza a los investigadores que intentan predecir cómo el cambio climático afectará al mundo.

A pesar del papel crítico que desempeñan las nubes en los ciclos hídricos y los patrones de calentamiento del planeta, los científicos se sienten con frecuencia desesperados por su comportamiento. Esta es la principal razón por la que la investigación climática sigue siendo una ciencia imperfecta.

 

Más información:

-Pescadores de agua contra la escasez de nubes

El agua que se recoge de las nubes

 

Un día nublado

Sin embargo, los científicos disponen de una nueva herramienta para desenmarañar estos misterios. El 23 de marzo, Día Mundial de la Meteorología, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) mostrará el nuevo y ansiado atlas internacional de nubes digitalizado, una actualización del atlas que comenzó hace casi 150 años. 

Petteri Taalas, secretario general de la OMM, explicó que el atlas supone una nueva oportunidad para abordar este tema. "A través de los siglos, muy pocos fenómenos naturales han inspirado tanto pensamiento científico y reflexión artística como las nubes. Si queremos predecir el tiempo, tenemos que entender a las nubes. Si queremos realizar un modelo sobre el sistema climático, tenemos que conocer bien a las nubes. Si queremos predecir la disponibilidad de los recursos hidráulicos, tenemos que entender a las nubes”, añadió.

"La última actualización tuvo lugar hace 40 años”, dijo Isabelle Ruedi, investigadora de la OMM, y "en aquella época no había internet, ni cámaras digitales, ni nada parecido. Es decir, que en la actualidad, el viejo atlas no está accesible a la gente. Decidimos actualizarlo para tomar en cuenta los conocimientos que tenemos sobre las nubes”.

Esta nueva versión agrupa por primera vez una gran cantidad de información que incluye alta tecnología, observaciones espaciales basadas en la superficie y la teledetección, seguido de un período de consulta en el que se recopiló fotos y otras fuentes de evidencia.

Ver el video 01:50

¿Por qué las nubes se desplazan?

Importante para el clima

¿Por qué las nubes son tan importantes para los modelos climáticos? Lo más relevante es que las nubes transportan el agua de una lugar a otro. Las nubes absorben agua de los lagos y la descarga sobre las áreas secas. Si sus patrones se tuercen, el resultado es la sequía o, al contrario, las inundaciones.

Las nubes también afectan al calor en la atmósfera, enfriando la Tierra al protegerla del sol. Lo que desconocemos es cómo va a variar su comportamiento cuando la atmósfera terráquea se caliente. Los investigadores esperan, con el nuevo atlas, poder conocer mejor el comportamiento de las nubes entre los próximos cinco o diez años.

Primero, diseñarán modelos para medir por qué hay tantas diferencias entre los modelos de predicción sobre el comportamiento de las nubes. Esta investigación servirá, entonces, para reducir los errores y poder realizar proyecciones más fiables. Además, trabajarán para entender mejor la conexión entre las nubes y los procesos convectivos, que originan que el agua se evapore. También se centrará en el estudio de los patrones de modificación de las nubes que tienen lugar debido al calentamiento del medio ambiente.

Nube causada por un meteorito.

Esta nube, causada por un meteorito, está registrada en el nuevo atlas.

Tipos de nubes

El nuevo atlas clasifica las nubes por su forma en 10 géneros, divididos a su vez en 100 especies. Solo se ha añadido una especie nueva, volutas, largas y en forma de tubo. El atlas propuso cinco tipos nuevos de "nubes especiales” causadas por el hombre o la naturaleza, por ejemplo, por los volcanes. Pero también una nueva figura de nubes: asperitas, propuesta por un grupo de observadores de nubes.

La OMM espera que el portal online no solo promueva la colaboración en torno a la investigación de nubes, sino que sirva para que se use la misma terminología en todo el mundo. También la web está dedicada a los amantes de las nubes que deseen saber cómo se llaman cuando las vean en el cielo.

David Keaton (RMR/DZC)

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema