1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

"Nosotros también cometimos errores"

El director general del Commerzbank, el segundo banco de Alemania, reconoce que la crisis financiera no se debe sólo a especuladores en Estados Unidos.

default

Martin Blessing

Martin Blessing dijo en declaraciones al periódico Bild que también el Commerzbank cometió errores. "También nosotros compramos créditos dudosos en EE. UU., porque creímos demasiado en los ratings de otros. No deberíamos haberlo hecho", se lamenta hoy el banquero. Y agrega que "nunca hubiera imaginado que un banco líder, como el Lehman Brothers, fuera a quebrar".

Acerca de con cuánta responsabilidad cargan los bancos en general, Blessing manifestó: "Todo el sector bancario tiene una gran responsabilidad, también yo como director general del segundo banco de Alemania". Y agregó: "Es muy malo que la gente en nuestro país deba preocuparse por la seguridad de su dinero. Nosotros, como sector económico, no nos cubrimos realmente de gloria. En el futuro tendremos que hacer mejor nuestro trabajo".

Limitar los ingresos de los directivos

El ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück, quiere limitar los ingresos de los altos empleados bancarios a 500.000 euros por año. Blessing dice entender que el gobierno realice esa propuesta, particularmente en el caso de los bancos que recurran a las ayudas del Estado. Resalta, no obstante, que en el caso del Commerzbank, los sueldos fijos del personal de dirección --es decir, sin las bonificaciones-- rondan los 480.000 euros al año. "Y si se pagan bonificaciones, dependen naturalmente de los resultados que obtenga la institución".

Joseph Ackermann, director general del decano de la banca alemana, el Deutsche Bank, anunció que el directorio de su institución renuncia este año a las bonificaciones. Al respecto, Blessing comenta: "Sólo se puede renunciar a algo que a uno le toca. Es decir, cuando un banco obtiene beneficios, tiene éxito, el directorio tiene derecho a una bonificación", declaró Blessing a "Bild".

El Commerzbank no alcanzó en el 2007 las metas que se había autoimpuesto, por lo que de cualquier manera las bonificaciones para el directorio ya había descendido en un 50 por ciento. Con respecto a las bonificaciones para este año, Blessing comenta, muy realistamente: "es un gran interrogante…"

Gracias al Estado

Preguntado acerca de por qué los bancos privados no participan directamente en el fondo de salvación de 500.000 millones de euros del gobierno, el director general del Commerzbank dice: "Nuestro banco participó, como también otras instituciones, en el salvataje del escorado banco IKB. También en el caso del Hypo Real Estate, al borde de la quiebra, el Commerzbank y todo el sector ayudaron con miles de millones de euros".

Pero algo está claro: si los bancos tuvieran el dinero necesario para resolver esta peligrosa crisis, no necesitarían ayuda del Estado. Por ello son tan importantes las garantías estatales, resalta Blessing: "Es una señal muy importante con qué velocidad el gobierno ha aprobado el paquete de ayuda y merece nuestros mayores respetos. Hay que decirlo, porque es así."

El Commerzbank fue fundado hace 138 años en Hamburgo y es, después del Deutsche Bank, el segundo mayor banco de Alemania. La institución tiene 42.000 empleados y 9 millones de clientes. Con la compra del Dresdner Bank, anunciada en septiembre, el grupo gana otros cinco millones de clientes y tendrá 1200 sucursales en toda Alemania.

DW recomienda