1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Nochevieja en Colonia: Policía corrige reporte

En la primera semana de 2017, el polémico reporte de Nochevieja de la Policía de Colonia fue objeto de debate en toda Alemania; al terminar la primera quincena, la gendarmería corrige su informe y luego lo relativiza.

Deutschland Kölns Polizeipräsident Jürgen Mathies (picture-alliance/dpa/G. Kirchner)

Jürgen Mathies, presidente de la Policía de Colonia.

Algunos medios alemanes le atribuyeron serios problemas de comunicación a la Policía de Colonia, luego de que su departamento de relaciones públicas diera a conocer este viernes (13.1.2017) algunos de los errores cometidos en el primer día del año. La gendarmería rectificó y explicó que la mayoría de las personas que fueron objeto de sus controles de Nochevieja en la estación central de trenes de esa ciudad no eran "nafris” ("criminales norafricanos”, en la jerga policial). De hecho, la mayoría de ellas ni siquiera era magrebí.

El 1 de enero de 2017, guardándose las espaldas contra los reproches que se le hicieron en la última noche de 2015 por no apostar suficientes agentes en las inmediaciones de la Catedral de Colonia, la Policía local se apresuró a comunicar vía Twitter: "En la estación central de trenes están siendo cacheados varios centenares de nafris”. De inmediato se encendió una discusión en torno a la deontología policial: testigos presenciales alegaron que los oficiales habían aplicado la práctica ilegal del racial profiling al hacer sus controles.

Ver el video 01:25

Críticas a los controles policiales en Colonia

Los policías, que creían estar tratando con hombres provenientes de Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Egipto, debido al color de su piel y sus rasgos físicos, terminaron reteniendo e inspeccionando los documentos de identidad de 99 iraquíes, 94 sirios, 48 afganos y 46 alemanes –por mencionar algunas nacionalidades– porque compartían el "aspecto norafricano” que supuestamente tenían en común los hombres que acosaron sexualmente y robaron a decenas de mujeres en el corazón de Colonia durante la Nochevieja de 2015.

Entre las 674 personas controladas al pie de la catedral de Colonia entre la noche del 31 de diciembre de 2016 y la madrugada del 1 de enero de 2017 sólo había 17 marroquíes y 13 argelinos, según el informe publicado por los portavoces de la Policía colonesa. Sin embargo, esa instancia relativizó ese reporte poco después, enfatizando que aunque se le exigió la identificación a 674 personas, sólo se pudo comprobar la nacionalidad de 425 de ellas. De ahí se deduce que puede haber habido un total de 279 norafricanos entre los cacheados.

Pero ni siquiera ese cálculo recibe el visto bueno de la autoridad policial; a sus ojos, ciertos datos difundidos por la prensa son "hasta cierto punto confusos”. Los oficiales sostienen que la nacionalidad de esas 425 personas sólo se determinó "transitoriamente” y que haría falta una investigación más exhaustiva para cerciorarse de que ninguno de los controlados se hizo pasar por un refugiado sirio. "Muchas de estas personas mostraron documentos y constancias que no consideramos fiables a la hora de determinar la nacionalidad de sus portadores sin rastro de duda”, subrayaron los funcionarios.

A pesar de eso, el presidente de la Policía de Colonia, Jürgen Mathies, aseguró este 13 de enero que entre las personas controladas en la Nochevieja de 2016 no se encontró a ninguno de los hombres que se habían congregado un año antes en la plaza que comparten la Catedral y la estación de trenes de la ciudad. Tras los sucesos de 2015, a 75 hombres se les prohibió volver a circular por ese punto de la urbe alemana.

ERC ( dpa / EFE / AFP / AP )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema