″Nobel de DD. HH.″ para activista uigur | El Mundo | DW | 11.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

"Nobel de DD. HH." para activista uigur

Ilham Tohti defiende, desde hace 20 años y de forma pacífica, los derechos de la minoría uigur en China. Fue galardonado con el premio suizo Martin Ennals, por fomentar el diálogo interétnico.

Tohti, que tiene 46 años y ha sido considerado "el Mandela de China", fue premiado ahora por impulsar "el diálogo y la comprensión" entre los musulmanes uigures y los chinos y "asumido grandes riesgos personales", indicó en Ginebra esta fundación, que otorga el galardón también conocido como el "Nobel a los derechos humanos", a nombre de importantes ONG mundiales.

Este activista y profesor de economía de la Universidad Minzu de Pekín, especializada en minorías étnicas, nació en 1969 en la provincia de Xinjiang y es de origen uigur. La provincia autónoma, la más occidental de China y con 22 millones de habitantes, es una zona muy conflictiva desde hace décadas por las tensiones entre uigures y la etnia mayoritaria en China, los han. 

Muchos uigures se sienten discriminados a nivel social, cultural y económico, además de presionados por el sistemático reasentamiento de población han en la zona con el objetivo de cambiar la composición étnica. Una y otra vez hay enfrentamientos violentos.

"Una vergüenza" que esté en la cárcel

Tohti fue condenado en 2014 a cadena perpetua por "instigar el separatismo". El proceso, llevado a cabo por un tribunal de Xinjiang, su provincia natal, fue condenado a nivel internacional por gobiernos y organizaciones de derechos humanos.

Tohti se alzó como la "voz moderada" de los uigures, pues trató de tender puentes desde la tribuna que le proporcionaba la universidad y a través de una página web que creó y con la que consiguió abrir debate. En esta plataforma, Tohti publicaba artículos sobre las desigualdades entre etnias en Xinjiang y fomentaba la interacción con chinos de todo el país, sin apoyar el separatismo y rechazando la violencia.

Según el comunicado de la fundación "Martin Ennals", Tohti ha trabajado durante dos décadas por potenciar el diálogo y el entendimiento entre los uigures y los Han, ha rechazado el separatismo y la violencia y ha "promovido la reconciliación mediante el respeto de la cultura uigur, que ha sido reprimida en la región de Xinjiang".

Que Tohti esté en la cárcel es "una vergüenza", dijo Dick Oosting, de la Fundación Martin Ennals. Al silenciar la voz moderada del activista, Pekín alienta el extremismo que en realidad busca evitar, añadió.

China: Tohti "no tiene nada que ver con los DD. HH."

En su primera reacción, el Gobierno de China aseguró que el caso de Tohti, "no tiene nada que ver con los derechos humanos". Para las autoridades chinas, Tohti "elogiaba como héroes a los sospechosos de cometer atentados terroristas" durante sus clases y "usaba su posición como profesor para incitar a que algunas personas participaran en actividades separatistas", dijo en rueda de prensa un portavoz del Ministerio de Exteriores, Geng Shuang.

El Gobierno considera que los actos de violencia vividos en los últimos años en Xinjiang como terrorismo islámico e independentista, mientras organizaciones uigures en el exilio niegan que lo sea y consideran que los enfrentamientos son consecuencia de la represión que sufren por parte de Pekín.

El Premio Martin Ennals otorgado hoy a Tohti lleva el nombre del primer secretario general de Amnistía Internacional y lo otorgan 10 importantes organizaciones internacionales de derechos humanos. Se entrega a personas o instituciones que hayan mostrado un gran valor en la defensa de los derechos fundamentales. Tohti está nominado este año también al prestigioso Premio Sajarov del Parlamento Europeo, que se fallará el 27 de octubre.

RML (efe, reuters, ap, dpa)

DW recomienda