1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

“No se trata de provocación”

Gérard Biard, editor jefe de “Charlie Hebdo”, se salvó este miércoles pues estaba en Londres. En entrevista hecha por la DW en septiembre del 2012 defiende el derecho de su revista a publicar caricaturas de Mahoma.

Gérard Biard, editor jefe del semanario satírico “Charlie Hebdo”.

Gérard Biard, editor jefe del semanario satírico “Charlie Hebdo”.

En 2012, Charlie Hebdo publicó caricaturas críticas del islam, burlándose de las reacciones a una película que ofendía al profeta Mahoma y que había desatado una ola de violencia en varios países musulmanes.

A continuación reproducimos la entrevista completa.

DW: ¿Qué pretenden con la publicación de sus caricaturas? ¿Ejercer su derecho a la libertad de expresión o provocar?

Gérard Biard: En el caso de noticias con un potencial tan conflictivo como ésta, es decir, cuando una película tan simplona causa revuelo en casi todas las partes del mundo y provoca muertos y daños materiales, cómo nosotros los periodistas no vamos a comentar eso. Sin embargo, rechazo el término de “provocación”. No se trata de provocar, se trata de cumplir nuestro trabajo como periodistas.

Somos una revista satírica, de política, de caricaturas. Pero sobre todo somos una revista ateísta: luchamos contra todas las religiones que abandonan el ámbito privado para ejercer influencia sobre la política y la opinión pública. La religión musulmana intenta influenciar la política, entonces, al igual que todas las demás fuerzas políticas, debe aceptar las críticas.

Las escuelas francesas cerraron sus puertas en alrededor de 20 países, y se reforzaron las medidas de seguridad. ¿Contaban ustedes con esa reacción?

Honestamente, estamos muy sorprendidos con el impacto causado. Si usted observa detenidamente la caricatura en la portada de la revista, ¿podría decir cuáles de las dos figuras representa al profeta Mahoma? Es una sátira que se inserta en la tradición de la sátira francesa. Por eso no entiendo la reacción exagerada que causó nuestra portada. Mejor dicho: tengo miedo de comprender.

En cuanto a la decisión del gobierno francés de cerrar escuelas y embajadas en 20 países, está cumpliendo con su rol de proteger los intereses y la seguridad de los franceses en los países en donde esa seguridad se ve amenazada. Eso es todo lo que puedo decir.

¿Teme que pueda haber represalias?

La última vez que publicamos ese mismo tema en la portada, nos incendiaron las oficinas. Tenemos que contar con eso. Estamos bajo protección policial. Pero lo que no es admisible en un país democrático y laico es que se nos obligue a preocuparnos por nuestra seguridad porque ejercemos nuestro derecho a publicar caricaturas y nuestro trabajo como periodistas y comentaristas de actualidad.

¿Hubo un debate en la redacción sobre la elección de la portada?

No hubo un debate sobre si llevaríamos ese tema a la tapa. Eso era evidente para nosotros. Aparte, como todas las semanas, debatimos el diseño de la portada. Pero sobre la cuestión central, es decir, sobre si publicaríamos algo sobre ese tema, no hubo debate, pues fue una decisión unánime. Eso no se discutió.

Y si aumentase la violencia en los próximos días, ¿se sentirían responsables de eso?

Por supuesto que deploramos la violencia, pero no somos responsables de ella. ¿Es Salman Rushdie responsable de la fatwa que pesa sobre él y que fue agravada hace dos días? No. Por eso, nosotros no somos responsables de la violencia de los fanáticos.