1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

“No” irlandés: fracaso comunicativo, político, europeo

Los irlandeses han votado en contra del Tratado de Lisboa. Los peores temores de Europa se confirman, y la UE se ve ahora obligada a pensar en un plan B, que ya es casi el C. La prensa europea comenta el fiasco.

default

Irlanda dijo "no" a Lisboa.

Dagens Nyheter, Estocolmo, Suecia: “La UE nunca llegará a ser como Estados Unidos. Pero Europa debe estar capacitada para actuar conjuntamente de cara al exterior, ya se trate de la amenaza del cambio climático, de asegurar la paz, la democracia, la estabilidad en los Balcanes o de la respuesta al neonacionalismo de una Rusia abastecedora de gas. Aquellos que creen en la UE han de realizar mejor la tarea de hacer visibles los avances y combatir falsas ideas como la de la pérdida de soberanía. Si todos los Estados [miembros] ratifican el nuevo Tratado, habría que obligar a Irlanda a reconsiderar su 'no'. De otro modo, este país debería pasar a ser socio asociado de la Unión [en lugar de país miembro].”

En los referéndums no convence

La Stampa, Roma, Italia: “Catalogar de pequeño contratiempo la decisión de Dublín no es la solución. El 'no' irlandés al Tratado debe ser analizado conjuntamente con los referéndums de Francia y Holanda, que con resonar de tambores rechazaron en 2005 un texto constitucional similar [al actual]. Teniendo en cuenta las tres consultas se puede constatar que este tipo de tratados no gusta a los ciudadanos, aunque hayan sido ratificados por un gran número de parlamentos. Esto no significa que el Tratado no incluya elementos y adelantos importantes. Pero en los referéndums no convence.”

Le Figaro, París, Francia: “Todo el mundo lo reconoce: el 'no' irlandés al mini-tratado podría haber provenido igualmente de los franceses, los belgas o los alemanes, si a éstos se les hubiera preguntado su opinión por la vía del referéndum. La UE está atrapada por la brecha, cada vez mayor, entre lo que los pueblos esperan de ella y lo que los responsables políticos hacen de ella. Nos da la sensación de que pueblos y políticos no hablan el mismo idioma. La demagogia y la desinformación se dan el relevo. Ha llegado la hora de cambiar de dirección. La cuestión ya no es Europa, sino una Europa mejor”.

Problemas de la clase política

Die Welt, Berlín, Alemania: “La unidad de Europa, el entramado legal y el apartado administrativo parecen estar condenados a soportar toda la frustración posible en estos tiempos. Y debería resultar aterrador el poderoso eco que tiene en la opinión pública la demagogia antieuropea de todos los Haiders, Lafontaines, Le Pens y Blochers. Pero sería demasiado superficial culpar únicamente a una fuerza del hastío hacia Europa […] Está claro que la clase política se encuentra con dificultades a la hora comunicar aquellas cuestiones que tienen que ver con la unidad europea.”

Dnewnik, Sofía, Bulgaria: “Las verdaderas respuestas a las grandes preguntas sobre el futuro de Europa sólo las pueden dar políticos que tengan la visión, el carisma y el valor para formularlas […] Al parecer, esos políticos no existen hoy por hoy en Europa.”

DW recomienda

La prensa opina