″No Angels″, la apuesta alemana para Eurovisión | Sociedad | DW | 07.03.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

"No Angels", la apuesta alemana para Eurovisión

Las cuatro chicas de “No Angels“ representarán a Alemania este año en el Festival de la Canción de Eurovisión, que tendrá lugar el 24 de mayo en Belgrado.

default

Ellas darán la cara por Alemania en Belgrado.

No son ángeles y así lo declaran de entrada: Lucy, Sandy, Nadja y Jessica están acostumbradas a los grandes escenarios. De hecho, No Angels fue primer grupo surgido de un show de casting en Alemania (“Popstars”), en el año 2000. “Daylight in your eyes” es el título con que lograron su mayor éxito y no es el único de su trayectoria.

Con más de cinco millones de discos vendidos, las “No Angels” conocen el negocio y –después de unos años de separación- están dispuestas a demostrar que pueden retomar la senda del triunfo. Ahora lo lograron en la ruta hacia el Festival de la Canción de Eurovisión con “Disappear”, un tema pop que terminó imponiéndose en la preselección alemana, aunque por estrecho margen.

Los idiomas de Eurovisión

Deutschland Eurovision Musik Grand Prix No Angels

La alegría del triunfo en la final alemana.

Pese a haber sido consideradas las grandes favoritas, se impusieron con sólo un 50,5% sobre la gran rival de la final interna: la cantante de musicales Carolin Fortenbacher, que fue la única que se arriesgó a lanzarse al ruedo con un tema en alemán. En estos concursos, por lo visto, el inglés termina imponiéndose, aunque hubo también una canción en español en competencia, interpretada por el grupo Marquess.

Según la prensa, los muchachos de este conjunto acometieron entusiastas el desafío con su pop latino, pero les faltó algo de “fuego sudamericano”. Quizá ello se deba a que en realidad se trata de cuatro chicos alemanes, de Hannover. Pero, de todos modos, su tema “Histeria” (que el solista pronuncia como “histería”) amenaza con sonar persistentemente en las radios alemanas, como su éxito del verano pasado (“Vayamos compañeros”).

Frustraciones y esperanzas alemanas

Los alemanes, en todo caso, no parecen muy entusiasmados esta vez con la competencia musical europea. Sólo 3,47 millones de espectadores sintonizaron la final nacional, lo que representa un 11% del público. El año pasado, el evento había logrado atraer la atención de 4,6 millones y en 2006 fueron incluso 5,28 millones de televidentes los que siguieron las alternativas de la decisión alemana, que el público toma mediante llamadas telefónicas o enviando mensajes de texto.

Quizá el creciente desinterés se deba a que Alemania no haya conseguido más que derrotas en las últimas versiones del Festival de Eurovisión. Ni el sonido country, ni el swing lograron cosechar los votos de las naciones europeas participantes en los años anteriores. Las esperanzas alemanas quedan ahora depositadas en las cuatro chicas que declaran no ser ángeles, aunque lejos de provocar con propuestas atrevidas se atienen a las reglas básicas del pop.

DW recomienda